REDESCUBRIENDO LA ESCRITURA

Existen varias expresiones que la comunidad religiosa especialmente cristiana utiliza como usadas por el Ribi, hoy en día gracias al trabajo de los eruditos investigadores y su extraordinario aporte para la reconstrucción textual de nuevo testamento o como le llamamos en el judaísmo netzarita.

A continuación, compartimos algunas palabras que deben ser entendidas no solo en su contexto hebreo original, si no también en su lengua original.

¡Ay! es una palabra que expresada con tono exclamativo indica por si sola un estado de ánimo. Según el DRAE, el significado de esta expresión es: interj. U. para expresar muchos y muy diversos movimientos del ánimo, y más ordinariamente aflicción o dolor.

interj. Seguida de la partícula de y un nombre o pronombre denota pena, temor, conmiseración o amenaza. ¡Ay de mí! ¡Ay del que me ofenda! En el Código Real encontramos esta expresión varias veces en 36 textos para ser exactos, aquí dejamos algunos ejemplos:

Mat 11:21  ¡Ay de ti Korazín! ¡Ay de ti Beit Tzaida! Porque si los milagros que se han hecho en ti hubiesen sido hechos en Tzor y en Tzidón, hace tiempo se habrían vuelto de sus malos caminos al Eterno, humillados en ropa de duelo y ceniza sobre sus cabezas como señal de verdadero arrepentimiento.

Mat 23:16 ¡Ay de vosotros!, los guías ciegos que decís: “Todo el que jure por el Bet HaMikdash no es tan obligante, pero el que jura dar todo su oro al Templo, ¡está obligado a hacerlo!

 ¿Qué palabras hebreas están detrás de esta interjección? Gracias al Ha Tzofen Ha maljuti encontramos la ayuda para descifrar las palabras que muy probablemente salieron de la boca de nuestro santo maestro:

En Mattityahu 11:21 está escrito: אוי לך כורזיו, la primera palabra del texto esta compuesta de tres letras alef-vav-yod y se lee oy, que perfectamente corresponde al uso común de la traducción de la interjección ¡Ay! incluso suenan muy parecido; sin embargo, en algunos otros casos nos encontramos una palabra diferente que además fue traducida de la misma manera.

Mat 23:13 Pero ¡Ay de los soferim y perushim hipócritas! Por esto cerráis el Maljut HaShamayim delante de los gentiles.

El texto hebreo dice: אבוי לכםAboi Lajem que se traduce “ay de los” o “ay de ustedes” usualmente la palabra se dice Aboi-li puede significar ¡Oh, mi Di-os! – ¡Oh, mi Padre! Que es un énfasis de la palabra אוי –  oy. En el capítulo 13 de Mattityahu encontramos un total de siete expresiones traducidas como ¡Ay! de las cuales cuatro son אוי oy y tres de ellas son אבוי aboi. Ambas expresiones son muy semejantes, pero cabe destacar que en la lengua hebrea se mantienen interjecciones que son muy semejantes a las de nuestra lengua.

Amen ve Emet

Otra expresión típica del Código Real es la siguiente: “De cierto de cierto os digo”.

 En el capítulo 5:26 de Mattityahu está escrito: En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado hasta el último centavo.Lo interesante es que el texto griego utiliza la palabra hebrea “amén”; ¡sí es correcto lo que estás leyendo! Amén; tal vez algún lector estará preguntándose que tiene de relevante el uso de esta palabra en griego, a simple vista pareciera que no es muy importante; sin embargo, la verdad es que es muy pero muy relevante, porque el uso de una palabra hebrea en un texto griego es uno de los muchos hebraísmos que se mantienen aún en la lengua hebrea, los cuales forman parte de las evidencias de que detrás del texto griego que se preservó del nuevo testamento, reside la lengua original Hebrea.

Algunos dicen que amén es uno de los nombres de HaShem pues él confirma y cumple su palabra siempre.

Por su parte, el Código Real en su versión hebraica nos muestra otra palabra que está en el lugar de la frase «de cierto os digo».

La expresión en el texto hebreo: כי אמת אומר אני לכם Ki Emet omer ani Lajem (Porque verdad yo les digo) Mattiyahu 5:18

En este caso se utiliza la palabra Emet que significa verdad, la verdad en palabras de nuestro pueblo es el sello de HaShem pues él se caracteriza por ser el origen de la verdad y en él no hay ni rastro de mentira ni de doblez, como suele suceder en el hombre.

Si tenemos cuidado nos daremos cuenta que ambas palabras comparten la misma raíz, que se compone de dos letras, que son: alef y mem, estas palabras no sólo comparten la raíz etimológica si no que comparten la esencia, en ambas, la idea central es la confiabilidad del Eterno y como él cumple su palabra, cuando el Mashiaj utiliza dichas palabras nos enseña que él que está unido al padre anulándose para hacer la voluntad suya, manifiesta no solo por medio de las palabras la verdad, sino por medio de sus hechos.

También podemos decir al respecto de ambas palabras, que es el Eterno quien respalda las palabras de un profeta, al decir el Ribi Emet Emet omer oni Lajem, ó Amén Amén omer oni.

Lajem el Ribi hace una declaración en la cual nos muestra que el cumplimiento de sus palabras está dado por nuestro padre que lo respalda.

Así pues, amigos y discípulos, ya podemos ir utilizado las expresiones que vamos aprendiendo y aplicar los principios que se desprenden de ellos, no olvides que es HaShem quien es verdad, es el que respalda las palabras de los profetas.

Por Imanuel Ben Avraham.

2
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Iosef ben Avraham (José Telleria)
Miembro

Muy buena información, con estos ejemplos y muchos más podemos ver la esencia pura que el Aba guardo como señuelos para guiarnos, además comprender los muchos hebraísmos que se mantienen y que hay que descubrir para enriquecer nuestra emunah.

Todas Rabah Shaliaj Imanuel Ben Avraham

Luz Habib
Miembro

excelente informacion gracias ..Bendito sea el ETERNO que nos esta ayudando a ser mas entendido .. y a todos los que el esta usando para que nos ayuden que el ETERNO les guarde.