YOM HA’ATZMAUT – ¿DÍA DE LA INDEPENDENCIA DE ISRAEL?

La oración que hacemos al final del a Hagadá de Pesaj: “Leshaná HaBah b’Yersushalayim (el próximo año (que sea) en Jerusalén), fue establecida después de la destrucción de Jerusalén y el templo ( circa 70 e.c.), y antes de la resurrección del moderno Estado de Israel, en Mayo 14, 1948, constituye para todos los judíos un motivo especial de regocijo.

Yom Ha’atzmaut

14 de Mayo, 2020:
¿Día de la Independencia de Israel?
Rab dan ben Avraham
Primera Parte

La resurrección del Estado Moderno de Israel es el cumplimiento no solo de un legendario sueño judío, expresado magistralmente en nuestra Katikvah, como fue aprobada por la Keneset de Israel en Noviembre 2004 (Cortesía de Wikipedia):

כל עוד בלבב             Kol od balevav             Mientras en lo profundo del

פנימה                       penima-

נפש יהודי                 Nefesh yehudi              corazón

הומיה,                     homiya-                         palpite un un alma judía

ולפאתי מזרח           Ulfa’atei mizraj           y dirigiéndose hacia el Oriente

קדימה,                     kadima-                         su ojo aviste a Tzión,

עין לציון צופיה,      Áyin letzion tzofiya.-

______________________________________________________

עוד לא אבדה           Od lo avda                      no se habrá perdido nuestra

תקוותנו,                  tikvatenu-                      esperanza;
התקווה בת              Hatikva bat shnot       la esperanza de dos mil años,

שנות אלפים,           alpayim:-
להיות עם חופשי    Lihyot am jofshi           de ser un pueblo libre en

בארצנו,                   be’artzenu-                     nuestra tierra:

ארץ ציון ו               Eretz Tzion

ירושלים.                v’Yerushalayim.            la tierra de Tzaion y Jerusalén

 

Sino también el cumplimiento de una profecía anunciada muchos siglos antes, resumido en lo que anunció el profeta Yirmiyahu (16:14,15):

«Por tanto, he aquí, vienen días–declara el SEÑOR–cuando ya no se dirá: ‘Vive el SEÑOR, que sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto’, sino: ‘Vive el SEÑOR, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte y de todos los países adonde los había desterrado.’ Porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres» (Jer. 16:14-15).

Para el judío, es una mitzvá vivir en la tierra de Israel. No vivo allí porque mi convicción acerca de Yeshua como Mashiaj, es un impedimento legal para permitirme hacer aliyah según las actuales Leyes de Retorno establecidas por la influencia del Rabinato Ultra Ortodoxo de Israel.
Cuando esas leyes me lo permitan, lo haría tan pronto como posible. La Toráh misma nos explica que es un deber vivir en la tierra prometida, como documenta Bamidbar 35:33 :

וְהֹורַשְׁתֶּ֥ם אֶת־הָאָ֖רֶץ וִֽישַׁבְתֶּם־בָּ֑הּ כִּ֥י לָכֶ֛ם נָתַ֥תִּי אֶת־

הָאָ֖רֶץ לָרֶ֥שֶׁת אֹתָֽהּ׃

“Y tomaréis posesión de la tierra y habitaréis en ella, porque os he dado la tierra para que la poseáis”.

Observa: Tomar posesión, habitarla y poseerla. Por tanto, es un deber religioso de cada yehudí considerar activar este mandamiento en algún momento de su vida. Y mientras más rápido, mejor aún.

El uso de estos tres poderosos verbos hebreos llevó al Rambam establecer el principio de que tal pasuk previo asume que es un deber del pueblo judío no permitir que la tierra de Israel caiga en mano de extranjeros para desolarla. (Mishné Toráh).

Vivir en la tierra de Israel y reconstruir el Templo vienen juntos, aun cuando estén separados en el tiempo, siendo lo primero la condición básica para lo segundo.

Si esto es así, ¿por qué la mayoría de los judíos, incluyendo grandes sabios y rabinos, ignoran esta mitzvá y siguen viviendo en el exilio? Se han dado varias respuestas. Algunas tienen que ver con el hecho de lo exigente que es vivir en Israel por las condiciones de peligro impuestas por los vecinos musulmanes.

Otros afirman que solamente es una mitzvá vivir en Eretz Yisrael cuando toda la tierra de Israel esté en mano de los judíos, lo cual en estos momentos no es la realidad y por tanto el mandamiento no aplica de forma vinculante, sino que se mantiene opcional.

En todo caso, la resurrección del Medinat Yisrael (Estado de Israel) es el comienzo de nuestra redención final. ¿Pero no fue la salida de Egipto el inicio de nuestra redención? ¿Cómo explicar esto?

Tiene una explicación, pero lo haremos en nuestro comentario de la próxima semana.

Mientras tanto, ¡Que viva Medinat Yisrael! ¡Am Yisrael Jai! ¡El pueblo de Israel vive!

1
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Julio Soto
Miembro

Exelente!!!