PREPARÁNDONOS PARA ROSH HASHANAH

En los días previos a Yom Teruáh (Rosh Hashanáh), cada uno debe realizar una reflexión personal para determinar qué aspectos de la conducta individual se deben corregir y esto mismo servirá como argumento de ayuda en el día cuando se lean los cargos en el juicio que se abre cada año para esta época, como ensayo de lo que será el juicio final.

Por Dan ben Avraham.

Elul es un mes para mirarnos el alma, investigar y revisar bien nuestras acciones, para poder corregir o perfeccionar aquello que no está correctamente dirigido en nuestras vidas. Por supuesto, todos los días del año debemos cuidarnos y protegernos de malas acciones, pero Elul, el mes previo a la apertura del «Juicio ante el Tribunal Celestial», contiene días muy importantes, y más aun, los 10 días que van entre Rosh Hashanáh y Yom Kippur, que son los días de evaluación del Tribunal para darnos luego el veredicto final al cierre de Kippur.

Estos momentos que nos quedan,  debemos aprovecharlos sabiamente y que nuestros pedidos por la clemencia divina en los días venerables que vienen, estén protegidos por los méritos de nuestro justo «Mesías Yeshúa». Por ello, es necesario experimentar un despertar de la rutina cotidiana y redirigir nuestras emociones hacia las plegarias. De hecho, nuestros esfuerzos cotidianos están generalmente dirigidos a alcanzar aquellas cosas que tantas veces nos desvían la mirada a lo verdaderamente importante en la vida.

Si recordamos lo que dijo el Ribi, “que la vida no consiste en la abundancia de los bienes materiales que se posean”, entonces, estas cosas que nos desvelan, una casa mejor, un automóvil mas moderno, ropas de marca y comidas gourmet, y cosas semejantes a esas, que aunque son buenas, no es la razón suprema por el cual vivir, tienen el potencial de robarnos la verdadera cusa por el cual hemos venido al mundo.

Debemos hacer nuestro mayor esfuerzo para que esa misma fuerza que ponemos en adquirir el pan de cada día, también la invirtamos en las plegarias, los ayunos y la caridad.

Yeshúa habló que el rezo con emunah, puede mover montañas, es decir, por medio de la plegaria, se puede alcanzar mucho más que con los esfuerzos materiales, porque unos minutos bajo la bendición del Cielo, equivale a muchos años de batalla infructuosa confiando solamente en nuestra propia prudencia.

Yeshúa habló, en este sentido, de tres cosas importantes: la tefiláh, la tzedaká y el ayuno. “Cuando ores… cuando des caridad… cuando ayunes…” Estas tres cosas son las más propicias para eliminar malos decretos divinos. Con respecto al ayuno, la vida moderna nos impone serios desafíos,  haciendo dicha práctica más difícil y puede perjudicar la energía personal destinada al servicio divino, por tanto, en su lugar, debemos incrementar la bondad hacia los demás, la caridad y las acciones, confiando así en las misericordias de nuestro Padre que está en los cielos.

Deseo para ti un año bueno y dulce y que seas sellado con un buen veredicto, de paz, prosperidad, salud y larga vida para ti y los que amas.

“Oh Dios de Yeshúa, ayúdanos”.

 

Rab Dan ben Avraham.

4
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Angela Gomez
Miembro

Amen. Gracias Rab. Le deseo un año muy bueno y muy dulce a usted y su familia. Le deseo una vida larga llena de abundante salud, mucha paz, serenidad, tranquilidad, abundante prosperidad y mucho gozo y alegría. Shalom.

Ingris Jhojana Lopez Gonzalez
Guest
Ingris

Amén
Deseo a toda la comunidad un año nuevo, en especial a nuestro Rab y su familia
Que todos tengamos un hermoso veredicto ante nuestro padre Eterno.
Que los deseos de cada uno se nos hagan realidad.
Deseo ir a Israel con mi familia.

Gladys Adriana Ochoa-Smith
Miembro

Amen 🙏. Que El Eterno que es bueno, Colme nuestras vidas de mucha bendicion y shalom. Que no’s concede Su misericordia y seamos dignos de Su perdon. Les deseo un Rosh Hashanah de abundante amor, prosperidad, de mucho amor por Adonay y por nuestros hermanos y nos de Su Hojmah, binah y daad para Servirle y servir a los demas. Amen 🙏

Nelvia Montero
Miembro

Amen, que este nuevo año sea bueno, dulce, de paz, prosperidad y larga vida para usted y toda la domunidad.