Shavuot: Un encuentro con Di-s

A continuación de Pesaj – la Festividad de nuestra Libertad – sigue Shavuot – La festividad que conmemora la Entrega de la Tora – ambas festividades están unidas por medio de una Mitzva (Mandamiento) que se conoce como Sefirat HaOmer o la cuenta del Omer, que comienza desde la noche siguiente al primer día de Pesah y concluye la noche anterior a la Festividad Shavuot.

Shavuot: Un encuentro con Di-s
Por Shaliaj Calev Soto
Bajo la Bendición del Rab Dan ben Avraham

A continuación de Pesaj – la Festividad de nuestra Libertad – sigue Shavuot – La festividad que conmemora la Entrega de la Tora – ambas festividades están unidas por medio de una Mitzva (Mandamiento) que se conoce como Sefirat HaOmer o la cuenta del Omer, que comienza desde la noche siguiente al primer día de Pesah y concluye la noche anterior a la Festividad Shavuot.

Nuestros sabios nos enseñan que cuando Moshe (Moisés) estaba dispuesto a conducir a los hijos de Israel fuera de Egipto, les contó acerca de la promesa Divina de entregar la Torá a Su Pueblo Israel. Al instante, los hijos de Israel preguntaron a Moshe cuándo llegará ese día, a lo que Moshe respondió: al cabo de cincuenta días.
Cada día los hijos de Israel contaban: Ha pasado un día, dos días, tres días y así sucesivamente, esperando con ansías el arribo de la llegada del día 50. Por ese entusiasmo, el Eterno estableció el mandamiento de la cuenta del Omer, para que cada generación pueda experimentar el mismo entusiasmo que experimentó aquella generación que salió de Mizraim (Egipto).

Esa expectativa y anhelo por la llegada de la Festividad se compara también a la expectativa que sienten los novios para la llegada de su boda; de hecho, la festividad de Shavuot es vista como un Desposorio donde los novios firman el acta matrimonial conocida en hebreo como “Ketuvah (Escritura)”.

La Torá que recibimos en la Festividad de Shavuot, es vista entonces como la entrega del Jatan (Novio) a la Calah (Novia) de la Ketuvah, que amerita entre otras cosas la Unión legítima entre los desposados.
En Shavuot experimentamos esa Unión con Di-s, esto es conocido en hebreo como “Debekut HaShem”, precisamente el propósito de la entrega de la Torá es propiciar está unión entre HaShem y Su Pueblo.

El Pueblo de Israel selló esa “Ketuvah” al aceptar sobre sus vidas el yugo de la Torá, con la célebre frase: “Naase venishma (haremos y escucharemos)”, tal aceptación por parte de la Kahal Israel (Congregación de Israel) los capacitó para poder entonces experimentar esa Unión con el Eterno.

Shavuot es una de las tres festividades en la que los judíos, de acuerdo a la Tora, peregrinaban a Yerushalayim en los días que el Beit Hamikdash (Templo) estaba en pie. Las otras dos celebraciones eran Pesaj y Sucot.

La Festividad de Shavuot que se encuentra en medio de las dos celebraciones Pesaj y Sucot, es el eslabón que conlleva a la cada uno de los acontecimientos decisivos que llevaron a los hijos de Israel a consolidarse como pueblo. Debido a que es la Torá entregada en la festividad de Shavuot que marca nuestra identidad Nacional.

Esta festividad en los días bíblicos era conocida con tres nombres a saber:
Jag Hakatzir – Festividad de la Cosecha – con motivo a la ofrenda de dos panes elaborados con las primicias de los cereales recolectados.
Yom Habikurim – Día de las Primicias – de acuerdo a la ordenanza bíblica que establece que desde ese momento todos los primeros frutos debían traerse a Jerusalén.
Estos dos nombres se refieren exclusivamente a la época en el que el Beit HaMikdash estaba en pie, en todo su esplendor.

Sin embargo, hoy en día que no tenemos Templo, en cualquier parte del mundo celebramos la festividad de Shavuot, principalmente como fecha conmemorativa de la Entrega de la Torá – Zman Matan Torateinu.
Los Sabios de nuestro pueblo han denominado a esta festividad con un nombre adicional que es el que queremos hacer referencia en este estudio. Atzeret – día de la retención.

Para poder entender el significado de este nombre, debemos comprender que los días de Sefirat HaOmer – Cuenta del Omer – establecen una relación especial entre Pesaj y Shavuot.

Las sietes semanas intermedias nos enseñan que la liberación física no era la finalidad de la Salida de Egipto, sino que era un solo paso hacia la preparación de la verdadera libertad, aquella que se concretó al final de los cincuentas días en el Monte Sinaí. El salmista lo expresaría de la siguiente manera “andaré en Libertad porque busque tus mandamientos”. No es suficiente gozar de Libertad para hacer lo que uno desea, sino que es necesario ser libre para poder llevar a cabo nuestra misión en este mundo.

Sin embargo, los días de la cuenta del Omer, son la clave para poder entender porque los sabios llamaron a esta festividad Atzeret. Este nombre hace referencia a la conclusión de los siete días bíblicos de Pesaj. El periodo intermedio de cuarenta y nueve días (los días de la Sefirat haOmer) no es una interrupción, sino más bien se consideran por decirlo de alguna manera, como un Jol HaMoed (días intermedios de una festividad) prolongado que une la primera parte de la festividad con su culminación. En cierto modo podemos decir, que es similar a Sheminí Atzeret (El Octavo día de Sucot), y es por ello que este día de Shavuot es llamado “Atzeret” de Pesaj, es decir, la Culminación de Pesaj.

El Termino Atzeret connota también la idea de una Reunión o una Asamblea, de hecho, los sabios asocian ese nombre al Texto de la Tora que reza: y me dio El Eterno las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios; y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló el Eterno en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea. Dt. 9:10

Aunque el texto de Deuteronomio dice en hebreo BeYom haKahal, se asocia con el termino Atzeret porque en ese día el Eterno los congregó con el propósito de retenerlos para estar con ellos.
Esto nos lleva al punto inicial de este estudio en el que estamos enfatizando a ese encuentro con HaShem, que debemos experimentar en esta festividad.

Pero surge una pregunta: ¿Cómo puede alguien finito unirse a Un Ser infinito? ¿Piensa en un momento en un bombillo, puede acaso un pequeño bombillo conectarse directamente a un cable de Alta Tensión? Imposible, se necesita llevar esa Alta Tensión eléctrica a un voltaje que el bombillo puede soportar, en lo espiritual ocurre lo mismo, para que pueda ocurrir ese Debekut HaShem (Unión con el Eterno), debe ocurrir un proceso espiritual importante para experimentar esa Unión con el Infinito (Ein Sof), si deseas aprender más de esto te invitamos a que te unas a nuestros estudiantes que recibirán la formación adecuada para que nuestra generación pueda experimentar la misma Unión con HaShem que experimentaron los Hijos de Israel frente al Monte Sinaí.

Sin embargo, para aclararte un poco el tema, aquella generación pudo experimentar esa Unión con HaShem porque estaban Unidos al Tzadik de Su Generación Moshe Rabenu, si nosotros deseamos experimentar esa Unión debemos aprender a Unirnos al Tzadik de nuestra Generación, de allí la importancia de que podamos estudiar con el Rab.
Jag Shavuot Sameaj

1
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Gladys Adriana Ochoa-Smith
Miembro

Shalom, también tenemos la celebración de Shavuot en el tiempo de Yeshua, cuando Yeshua le dijo a sus Talmidim que no se fueran de Yerushalayim sino que esperaran la promesa del Padre: “Vosotros seréis inmersos con el Ruach Hakodesh dentro de pocos días…” “ Cuando llegó el día de Shavuot estaban todos juntos en un mismo lugar. 2 De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados, 3 y se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos. 4… Read more »