Sucot para los Justos de las Naciones

FABRICACION DE LA SUCA. 1. Los Benei Noaj si lo desean, puede construir una Sucá (cabaña) bajo el cielo, en el patio de su casa, su balcón o jardín, y es una buena costumbre que procure morar en ella durante los 7 días de la fiesta de Sucot, con la mira de anticipar la edad mesiánica, cuando todos estaremos bajo la Sucá de David aprendiendo de Mashiaj.
2. Hay que planear bien este tiempo a fin de vivir durante Sucot en condiciones que nos permitan evocar la total dependencia del Eterno y la edad mesiánica.

BENEI NOAJ/AVRAHAM
SUCOT
Por Dan Avraham H.
ORDEN DE ACTIVIDADES FUERA DE ISRAEL
• 15 -22 de Tishrí

Nota: Benei Noaj no observa Sheminí Atseret ni Simjat Toráh.

FABRICACION DE LA SUCA

1. Los Benei Noaj si lo desean, puede construir una Sucá (cabaña) bajo el cielo, en el patio de su casa, su balcón o jardín, y es una buena costumbre que procure morar en ella durante los 7 días de la fiesta de Sucot, con la mira de anticipar la edad mesiánica, cuando todos estaremos bajo la Sucá de David aprendiendo de Mashiaj.

2. Hay que planear bien este tiempo a fin de vivir durante Sucot en condiciones que nos permitan evocar la total dependencia del Eterno y la edad mesiánica.

3. A la salida de Yom HaKipurim al día siguiente, se empieza la construcción de la Sucá, a fin de colocarse inmediatamente después del buen veredicto alcanzado en Yom Kipur, bajo la promesa de participar en el reino mesiánico. Todo Benei Noaj que decide construir uns Sucá, deberá concluirla ANTES de la llegada de Sucot.

4. Se recomienda construir la Sucá más bien uno mismo que por el intermedio de otra persona. Se invertirá por consiguiente sus propias fuerzas para construir la morada donde proféticamente estamos diciendo: He preparado un lugar para la morada de la Presencia Divina, donde invitaré cada día al espíritu de Mashiaj que nos visite de forma especial.

5. La Sucá estará situada en un lugar limpio y no en la proximidad de aguas sucias u otras suciedades.

6. Se erige primero las paredes (Defanot), luego se instala el techo de la Sucá (Sejaj).

7. La altura máxima de la Sucá es de 3 metros. La altura mínima, de 1 metro. Más allá de estas dos medidas extremas, la Sucá no es válida para Benei Noaj.

8. La Sucá puede tener todo el largo o el ancho que desee, pero si el mínimo es 1 metro.

9. Se puede utilizar cualquier material para hacer las paredes de la Sucá. Ésta ha de ser lo suficiente sólida para resistir a un viento medio. Se pueden emplear alfombras o mantas como paredes a condición de sujetarlas bien por todos los lados de modo que el viento no pueda desplazarlas.

10. Las paredes de la Sucá pueden ser constituidas de tablas colocadas horizontalmente, unas encima de las otras, a condición que el espacio abierto entre las tablas sea inferior a 20 cm. y que la tabla inferior no toque el suelo, sino que deje una pequeña hendidura por donde entre aire.

11. La Sucá debe tener mínimo tres paredes y máximo cuatro y deben formar ángulos rectos quedando de forma cuadrada o rectangular, pero siempre ángulos rectos. Debe tener una puerta de entrada.

12. Si se anticipa lluvia, se puede cubrir las paredes con nylon y con un ziper para cerrar la entra de la puerta a fin de protegerse de la lluvia.

EL TECHO (SEjAJ) DE LA SUCÁ

1. Para cubrir la Sucá, sólo se puede utilizar vegetación que creció en la tierra, pero que ya no esté unida a ella, y que no fue utilizada para la fabricación de objetos (ver párrafo siguiente). Por ejemplo, se hace el Sejaj con ramas o follaje cortado del árbol o que proviene de un árbol, pero no de metales o de otros materiales formados por la mano del hombre.

2. No deben utilizarse follajes que provienen directamente del polvo de la tierra, sino de arriba del tronco de los árboles y que brotan de sus ramas.

3. En caso de usar tablas de madera, debe evitarse que sean muy anchas, con un máximo de 30 cm, para no dar la idea de que es un techo permanente, porque precisamente el concepto es algo endeble, no permanente, para significar con eso la total dependencia de la bondad Divina. Lo ideal para cubrir el techo es ramas de palmeras.

4. No permiten los jueces usar como techo materiales que procedan de una construcción previa, debe ser una madera debidamente consagrada desde el principio, para construir la sucá. Por ejemplo, destruir una antigua construcción
para usar sus tablas como paredes, no es correcto.

5. El Sejaj ha de ser lo suficientemente espeso para que la sombra que proyecte sobre el suelo sea más extensa que la claridad que le atraviesa. No debe presentar claros de más de 24 cm. Lo mejor es cubrir totalmente la Sucá dejando algunos claros a través de los cuales pueda percibir las estrellas en la noche.

6. No se deben utilizar como Sejaj ramas cuyas hojas se secan y se caen pronto, pués se teme que el Sejaj se reduzca durante Sucot al punto de dejar penetrar más claridad que la sombra que proyecta, y la Sucá sería inválida (Pesulá) En numerosos lugares, se utilizan ramas de palmeras y de laurel cuyas hojas tardan bastante tiempo en secarse.

7. Está prohibido utilizar como Sejaj follaje maloliente.

8. Una Sucá construida bajo techo o bajo un árbol cuyo follaje cubre el Sejaj, es inválida (Pesulá)

9. Se puede adornar el Sejaj suspendiendo en él frutas u otros objetos decorativos a condición que estén separados de menos de 24 cm. del Sejaj, pues entonces estas decoraciones son consideradas como parte del Sejaj y no son válidos. En otras palabras, el techo debe ser visto como algo completamente separado de los frutos con los cuales se adorna la sucá.

Estos adornos pueden ser de frutas reales (lo ideal) o de frutos artificiales con luces intermitentes, la idea es hacer algo hermoso y magnífico. Si se usan frutas naturales, es preciso cuidar que no se pudran durante el tiempo de la fiesta.

BRINDIS Y BENDICIONES EN LA SUCA
1. La primera noche, al regresar de la Casa de Estudio, el padre de familia (en su defecto, quien lo represente, incluso una mujer que no tenga esposo o hijo que la represente o que su esposo no esté presente en la ciudad) entra en la Sucá y mientras se está de pie, se recita una bendición sobre una copa de fruto de la vid. Luego de esta bendición, todos se sientan y se bebe sentado.

Nota: En general, la santificación de la fiesta viene dada por tres bendiciones centrales que son las siguientes:

a) Por el fruto de la vid: “Bendito eres Tú HaShem, Rey del Universo, que nos proporcionas del fruto de la vid”. (Se sientan y beben sentados)

Nota: La copa sobre la que se hace esta bendición debe contener un mínimo de 6 onzas de fruto de la vid. El que hizo la bendición, bebe algo de ella y luego, de su copa, pasa a su familia. Primero la esposa y luego los hijos por orden de edad de mayor a menor. Si hay varias familias, se pone un poco de fruto de la vid en una copa por familia y cada padre bebe de su copa y la pasa a su esposa e hijos. Si hay que añadir más fruto de la vid, se coloca en la copa sobre la que se hizo la bendición y desde ella se sirve tanto como sea necesario, repitiendo siempre ese proceso. Nunca se sirve fruto de la vid desde otra vasija que no haya sido la copa sobre la cual se bendijo. El que sirve debe tener cuidado de dejar siempre un mínimo de fruto de la vid para que al añadir, el nuevo fruto de la vid participe del viejo fruto sobre el cual se bendijo. Luego de beber del fruto de la vid, se pasa a la siguiente bendición:

b) Por el honor de morar en Sucá: “Bendito eres Tú HaShem que nos permites construir una sucá y morar en ella en anticipo a la edad mesiánica”.
Luego se hace la tercera bendición:

c) Por haber llegado con vida a esta fiesta: “Bendito eres Tú HaShem que nos has permitido alcanzar este tiempo de fiesta para tu pueblo Israel y para los justos de las naciones”.

Nota: Todos responden Amén a cada bendición.

2. Acto seguido se hace Netilat Yadaim (Lavado de las manos) para que todos podamos decir: “Mis manos están limpias delante del Eterno y delante de mi familia”, como afirmaba el rey David: “El limpio de manos y puro de
corazón” y como enseñaba el Rav “Quiero que los hombres levanten manos limpias, sin ira ni contienda”.

2:1 La manera correcta de hacer el lavado de las manos es como sigue:
Primero se quita uno todas las prendas que tenga en los dedos hasta la altura de las muñecas. Reloj de muñeca no se requiere quitar.

Segundo: Se bendice al Eterno por el acto que sigue: “Bendito eres Tú, HaShem, Rey del Universo que me permites tener manos limpias delante de Ti”.

Tercero: Se toma una vasija con agua y se vierte agua con la mano izquierda, sobre la derecha, dejando que el agua corra desde la muñeca, hasta los dedos. Esto se hace tres veces seguidas. Luego se toma la vasija con la mano derecha y se vierte agua sobre la izquierda tres veces seguidas, de nuevo desde la muñeca hasta los dedos.

Nota: En el evento que algún pecado o trasgresión sea recordado, se debe confesar al Eterno inmediatamente, acudiendo a los méritos de nuestro justo Mashiaj, a fin de no decir una bendición vana, lo cual trae condenación al alma que la pronuncia y le es contado como tomando el Nombre del Eterno en vano, toda vez que mencionó Su Nombre en la bendición diciendo algo que no era cierto y de esta manera, (el cielo lo prohíba) asociando el Nombre Sagrado a una mentira. Hay que tener mucho cuidado con esto.

Una vez que se dice esta bendición, como es con la intención de comer pan festivo, se guarda silencio para que no haya interrupción entre la bendición dicha y la que viene sobre el pan festivo y así se guarda el pensamiento de perder el sentido sagrado del momento que se vive cuando se invoca el Nombre del Eterno sobre aquello que representa Su bondad, Su gracia y Sus promesas.

2:2 Sentados a la mesa, se dice el que dirige toma dos panes en sus manos, los junta, los levanta sobre su cabeza y mirando hacia el cielo dice: “Bendito eres Tú Hashem, Rey del Universo, que nos das el pan de la tierra” (Amén).

Nota: Acto seguido, toma con su mano un bocado de pan y lo unta con un poquito de sal y con un poquito de miel que previamente se ha colocado sobre un plato, y lo come. Luego de comerlo, va tomando pedacitos de pan, untándolos con sal y miel pasándolos a cada miembro de la familia siguiendo el mismo orden que cuando el fruto de la vid.

En el evento que alguno tenga problemas de salud y no pueda comer sal o miel, o ambos, debe comer el pan solamente. La idea de la sal es recordar que los creyentes son “sal de la tierra” y que el pacto que el Eterno ha
sellado mediante su justo Mashiaj es firme para siempre. La miel para representar que esta fiesta es dulce como la miel y que anticipa así la dulzura de la edad mesiánica que anticipa la fiesta misma. Tendremos un año dulce sin duda, puesto que hemos llegado a esta feliz ocasión.

Nota: En los 5 días intermedios entre el primer día de Sucot y el último, no se usan estos símbolos de santificación ( Vino –Netilat y Pan) pero en cada noche, cuando se hace la cena en la sucá, luego de comer el pan y dar gracias por él, se agradece al Eterno por el honor de comer en la sucá, mediante una oración espontánea.

EL HONOR DE ESTABLECER SU RESIDENCIA EN LA SUCA
1. El honor consiste en residir durante los 7 días de Sucot en la Sucá, de modo que la Sucá sea nuestro domicilio principal y la casa nuestro domicilio segundario. En particular, se tomarán todas las comidas en la Sucá.

2. Todo Benei Noaj/Avraham procurará tanto como sea posible, tomar comidas fuera de la Sucá todos los 7 días. El que se cuida de comer y beber incluso agua sólo en la Sucá, es digno de gran estima en la Casa de Israel. Pero ni no puede por razones de trabajo, no se condena. Es un honor, no una obligación.

3. La primera noche de Sucot, sólo se empieza la cena después de la aparición de las estrellas, cuando cae la noche.

4 Es un honor hacer las oraciones diarias dentro de la sucá y al menos una comida, la más importante según la costumbre del país, en la sucá. Lo mismo que recibir el Shabat semanal en la sucá.

5. Si la inclemencia del tiempo lo prohíbe, se hace en casa, pero con la intención de que mejor habría sido en la sucá.

6. Todo benei noaj/avraham que desee, puede participar del honor de dormir en la Sucá, a menos que el tiempo sea lluvioso o en caso de indisposición o de enfermedad. Recuerde que no es una obligación, sino un honor. El que no quiera, no está obligado, el que lo desee, es bienvenido y honrado por ello. Las mujeres están exentas de dormir (residir) en la sucá, como es costumbre de las mujeres yehudí, pero tampoco están exentas, si así lo desean y sus maridos le autorizan, bien pueden.

7. Si la temperatura es muy baja o muy alta y no se puede soportar el frío o el calor, está exento de morar en la Sucá. Es insensato imponerse sufrimientos y permanecer en la Sucá bajo la lluvia o cuando el frío es excesivo. El Eterno no quiere sacrificios, sino un corazón bien dispuesto.

8.Si en el curso de la comida empieza a llover o nevar, se acaba de comer en la casa.

9. El que no pudo construir su propia Sucá, puede cumplir con su honor
residiendo en la Sucá de su prójimo.

LA SANTIDAD DE LA SUCA

1. La Sucá adquiere un carácter de santidad, debido al simbolismo de la edad mesiánica que contiene, Por tal razón se debe conducirse en ella con mucho respeto, no platicar temas profanos, no instalarse en ella para jugar, reír o bromear.
2. Se pueden introducir muebles y alfombras en la Sucá y suspender en ella frutas y flores como decoración, como fue explicado previamente.
3. Siendo la Sucá consagrada al Eterno., está prohibido durante toda la fiesta utilizar el Sekaj o bien las paredes o las decoraciones para un uso personal.

LOS ARBAA MINIM (LAS 4 ESPECIES)

1. Durante la fiesta, el honor de residir en la Sucá es acompañada de otro honor, el de los Arbaa Minim que consiste en tomar en las manos un ramo comprendiendo “Cuatro especies”: el Lulav – una rama de palma-, el Etrog – cidra (fruto cítrico) -, los Hadassim – 3 ramas de mirto -, y las Aravot – 2 ramas de sauce llorón: Todo lo cual se
designa por el nombre de Lulav. Si le falta al Lulav una de esas cuatro especies, no se cumple con el honor..

2. Se recomienda poseer sur propio Lulav. Si no tiene medios para comprar esos Minim, puede cumplir con la Mitsvá pidiendo prestado el Lulav de su prójimo. Pero al menos un Lulav por comunidad debe estar presente para que sea propiedad colectiva y se cumpla con el honor de la fiesta.

3. Las mujeres están exentas del honor del Lulav, asi como la de la Sucá. Si sus maridos o autoridades espirituales inmediatas lo permiten, pueden participar de este honor, pero no es la costumbre, excepto que haya al menos 10 mujeres que se les permita hacerlo para que lo hagan en público. Si no hay al menos 10 mujeres autorizadas, no se permite en público el honor del Lulav porque luciría improcedente.

EL LULAV

1. El Lulav (rama de palma) debe ser fresco y verde, sin ninguna parte seca. Su tallo central, la Shidrá ha de erguirse sin inclinación, su punta ha de estar intacta, las hojas replegadas unas sobre las otras. Si al momento de los Naanuim (los movimientos que se efectuan con el Lulav) las hojas se abren, no tiene importancia.
2. El Lulav es inservible si la mayor parte de las hojas están secas pero si no se dispone de otro Lulav fresco, puede utilizarlo e incluso decir con él Berajá (bendición)

EL ETROG

1. El Etrog es un fruto cítrico parecido al limón. Existen Etroguim que son el producto del injerto de limón con cidro. Tales Etroguim son inválidos, porque no tienen vida reproductiva en sí mismos.
2. La Torá designa al Etrog por fruto “Hadar”, fruto hermoso. Para ser Hadar, debe tener forma ovalada alargándose gradualmente hacia la extremidad superior. No debe ser liso como el limón, sino rugoso. En su parte inferior, el tronco (Okets) que lo unía al árbol debe estar encastrado en una cavidad. Su pico, el Pitemet, estigma en forma de botón, ha de estar intacto. Ciertas especies no poseen Pitemet, pero el fruto no pierde por eso su Hadar. La superficie no debe presentar ninguna mancha, ni agujero, ni pellejo pelado.
3. El Etrog ha de tener por lo menos el volumen de un huevo grande, pero preferentemente no menos del volumen de dos huevos medios.

EL HADAS
1. Cada ramo de Hadas ha de medir no menos de 30 cm.
2. El Hadas más apreciado es el que tiene todas las hojas sin excepción frescas y verdes.
3. El Hadas ha de ser Meshulash, o sea que sus hojas estén ubicadas a lo largo del tallo en grupos de tres hojas que salen de la misma raíz. Cada grupo de 3 hojas cubrirá la raíz del grupo superior.
4. Las hojas serán medianas, aproximadamente del tamaño de un pulgar mediano.
5. La punta superior de la rama ha de estar intacta y fresca, ni rota ni marchitada.
6. Si el Hadas perdió la mayoría de sus hojas, es Pasul (no apto para la berajá)

LA ARAVA
1. Cada rama de Aravá ha de medir por lo menos 30 cm.
2. La Aravá más apreciada es aquella cuyo tallo es rojizo y sus hojas largas y estrechas, ligeramente dentadas, y aun frescas en el momento de realizar la Mitsvá.
3. Existe una especie de Aravá que es Pesulá: tiene hojas redondeadas con contornos en forma de dientes de sierra derechos.
4. La Aravá es Pesulá si la punta de su tallo fue cortada, si se secó o si la mayor parte de sus hojas se desprendieron.

NETILAT LULAV y EL MODO DE COGER LOS 4 MINIM

1. La composición de los 4 Minim es la siguiente:
Un Lulav, tres Hadasim, dos Aravot y un Etrog. Se unen los tres primeros del modo siguiente: la Shidrá (tallo central) del Lulav enfrente de uno, a la altura del pecho; los Hadasim a la derecha del Lulav, las 2 Aravot a su izquierda, las extremidades inferiores de todas esas plantas juntas. Se ata todo con hojas de Lulav con dobles
nudos.

2. Se recomienda preparar el ramo de los Minim la víspera de Sucot.

3. El honor de Netilat Lulav empieza el primer día de Sucot a la salida del sol. El que estima el valor de este gran honor y desea realizarlo de la mejor forma posible, madruga y coge el Lulav en aquel momento, preferentemente en el interior de la Sucá. Antes de coger el Lulav, se pronuncian dos Berajot (bendiciones) de la
siguiente manera:

Paso 1: Mirando hacia Israel, se coge el Lulav con la mano derecha, con la Shidrá enfrente de sí. Luego toma el Etrog con la mano izquierda, junta el Etrog al Lulav, y dice estas dos bendiciones:
a) “Bendito eres Tú, HaShem, Eloah de Israel y también nuestro, que me permites el honor de compartir este Lulav junto a Tu pueblo Israel”. Amén. (Esto es considerado como Netilat Lulav para Benei Noaj/Avraham)
b) “Bendito eres Tú HaShem que nos has permitido alcanzar este tiempo de fiesta para tu pueblo Israel y para los justos de las naciones”.

Paso 2: Acto seguido, mece el lulav de arriba abajo, desde el cielo hasta la tierra tres veces en cuatro momentos consecutivos. Primero hacia el Sur (mece tres veces). Luego se voltea hacia el Sur y se mece tres veces. Luego hacia el Oeste, y se mece tres veces, luego hacia el norte y se mece tres veces. Los movimientos son a favor de la manecilla del reloj. Esto se indicará en detalle más adelante.

NOTA IMPORTANTE: LA RAZÓN por la cual se mecen es para proclamar la SOBERANIA y DOMINIO del Eterno hacia los Cuatro Puntos Cardinales de la tierra y para profetizar que todos los hijos e hijas de Israel aun en el exilio regresaran y que todos los justos ordenados para vida eterna levantarán sus cabezas, saldrán de Roma y se unirán al pueblo judío para servir al Uno y Único Elohim verdadero por medio del uno y único Mashiaj, Yeshua, nuestro Santo Maestro. Al hacer estos movimientos, se debe concentrar el pensamiento en esto a fin de eliminar la idolatría de la tierra hasta que finalmente todos los hombres sirvan y teman al Eloha de Israel, el Di-os de Yeshua, nuestro Santo Maestro. Es un acto de guerra espiritual muy fuerte y todos deben unirse en este grande honor. Si el espíritu de Mashiaj así lo indicase, se pueden hacer tantos movimientos como sea necesario, siguiendo ese orden (ESTE-SUR-OESTE-NORTE) a fin de librar esa batalla en los lugares celestiales.

SUJETANDO BIEN EL LULAV
Es importante tomar bien el Lulav. No es correcto si se toma el Lulav al revés o en posición horizontal, sino sólo con las puntas de las plantas hacia arriba, en la misma dirección en que crecen. Un zurdo invertirá el orden: el Lulav con la mano izquierda y el Etrog con la mano derecha. El honor de Netilat Lulav puede cumplirse todo el día, a partir de la salida del sol, pero no durante la noche. Se hace Netilat Lulav todos los días de Sucot excepto Shabat. Cada día se dice la misma Berajá en el momento de realizar tan hermoso honor.

c) NOTA ESPECIAL: Sólo se dice “Bendito eres Tú HaShem que nos has permitido alcanzar este tiempo de fiesta para tu pueblo Israel y para los justos de las naciones”, el primer día, excepto que coincida en Shabat, en ese
caso, se pasa para el día siguiente. Si se olvidó y no pudo decir (por enfermedad o indisposición o causa mayores) el primer día: “Bendito eres Tú HaShem que nos has permitido alcanzar este tiempo de fiesta para tu pueblo Israel y para los justos de las naciones”, lo puede hacer al día siguiente.

ORACIONES DE SUCOT
Nota: Los justos de las naciones (Bene Noaj-Bené Avraham) no siguen oraciones litúrgicas excepto que esté un yehudí presente para guiarles o que ha sido autorizado y entrenado en ello. Las oraciones de Sucot son espontáneas. En el evento que se siga un orden para cada día y si se hace correctamente, entonces el siguiente orden aplica.
Las oraciones características de Sucot son las siguientes:

EL PRIMER DIA DE SUCOT
Arbit: La oración previa a la caída del sol del día que comienza Sucot. Al menos 10 varones benei noaj/avraham deben estar presentes. Esto es lo ideal, pero si solamente hay dos o tres, también pueden. Las mujeres están exentas porque se encuentran en casa preparando la comida del primer día. Esto debe hacerse como una (1) hora antes de la caída del sol el primer día que comienza al fiesta.

Se dice lo siguiente:
“En aras de la exaltación del Eterno, bendito Es, y con la mira de santificar el Nombre de nuestro Creador, he aquí que nosotros nos reunimos en esta hora, tomando a nuestro favor los méritos de nuestro Santo Maestro, el Mélej
HaMashiaj para que unidos a su espíritu, podamos entrar en los lugares celestiales y rendir adoración a nuestro Creador”. Amén.

Se leen los siguientes Salmos, de forma alternada, el lider un versículo y la congregación el siguiente. Es importante que estas lecturas sean tomadas de una Biblia Hebraica para estar seguros que tenga la mejor traducción posible.

Salmo 121
Salmo 42
Salmo 43

Nota: Luego de esto, cada presente tiene un tiempo de oración espontáneo según indique el espíritu de Mashiaj en ellos. Luego que se ha tenido este tiempo, el líder dirige a un tiempo específico de oraciones, entre las cuales no debe faltar:

a) Oración por Israel, para que el Eterno conceda abundancia de lluvias durante el año que ha entrado y que el lago de Galilea se llene de abundancia de agua.
b) Por el Estado de Israel, sus gobernantes y jueces a fin de que el temor del Eterno les sostenga y guarde en todo momento y que sean protegidos de cometer errores por temor, presiones o insinuaciones de los hombres.
c) Por el pueblo judío, tanto en Israel como en la diáspora, a fin de que todos se vuelvan de corazón al Eterno, Su Toráh y esperen la revelación del Mashiaj con amor.
d) Por las naciones, tanto la propia como el resto del mundo, para que todos puedan vivir en paz y hacer bien el trabajo que ha sido confiado a cada comunidad Beei Noaj.
e) Se concluye con un tiempo de cantos, si fuese necesario y el tiempo lo permite.

Nota: Se regresa a casa y se entra bajo Sucá en el tiempo apropiado.

Shajrit:
En el servicio de la mañana del primer día de Sucot (que es como si fuera Shabat, o sea Santa Convocación), una vez reunidos y todos con lulav en sus manos (de no estar disponibles entonces se hacen solamente las oraciones propias del día), el director anuncia la hora de comenzar su oficio divino.
Cánticos y Danzas

Nota: Nuestras congregaciones locales comenzarán su oficio divino con cánticos y danzas, con himnos espirituales, cantando y alegrándose delante del Eterno con los salmos de David. Luego del tiempo oportuno de cantos, usando instrumentos apropiados, y con los coros de voces apartadas para este oficio divino, el líder de adoración pasará al frente y dirigirá la liturgia del Shabat. Todos los presentes deben tener su copia-guía de las oraciones y se guiarán como sigue:

Líder: (Se redoblan los tambores muy suavemente, juntametne con las paderetas del grupo instrumental, mientras el líder alza su voz y confiesa:

“En aras de la glorificación de la Kedushah del Bendito, en Su Presencia, con temor y amor, amor y temor, a fin de unificar el Nombre Inefable, a nombre de esta comunidad, nos disponemos ahora a confesar las plegarias correspondiente a la mañana de este Día de Fiesta de Sucot, junto con todos los preceptos incluidos en él que nos corresponden, con la mira de unir su raíz espiritual a las promesas que le fueron dadas en los lugares celestiales, para así complacer la voluntad de nuestro Creador. “Que la dulzura del Eterno esté sobre nosotros. Que él establezca para
nosotros la obra de sus manos, que afirme la obra de nuestras manos”. He aquí que nosotros unimos ahora nuestra alma al alma de nuestro justo Mashiaj para recibir los méritos del Tzadik (Justo) de Israel y contar así con la frescura de su kedushá (santidad) para subir a las gradas celestiales y entrar confiadamente a la Casa del Eterno en los ámbitos superiores y depositar allí nuestro sacrificio de la mañana expresado en la ofrenda de nuestros labios.

Nota: A continuación se leen algunos párrafos proféticos que traen a la memoria a nuestro justo Mashiaj. Hay que concentrar el pensamiento en el precepto de creer en el Mashiaj y esperar su venida cada día.

Todos: “Bendito sea nuestro Santo Maestro, quien fue ungido con aceite fresco y declarado por el Eterno, Adón y Mashiaj”.

Líder: “Mashiaj: bendito eres, porque fuiste ungido con el aceite sagrado y con el rocío de la Shejináh y fuiste hallado digno de abrir el rollo oculto de los profetas y desatar sus sellos”.

Todos:: “Bendito de HaShem sea Su justo Mashiaj, quien fue llevado al Gan Edem y recibió del Eterno la unción triple, del Profeta, del Cohen y del Rey para que le sirvan todos los pueblos de la tierra”.

Líder:: “Bendito de HaShem es nuestro Santo Maestro, el que bajó hasta las partes más bajas de la tierra y fue elevado a las partes más altas de los cielos y le fue dado todos los secretos de la Torah pues por ti fue dicho: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”.

Todos: “Bendito de HaShem es nuestro Mashiaj, pues fuiste ceñido con fortaleza y te fue puesto en tu pecho el cinto de oro y la corona de muchas diademas sobre tu cabeza y te fue dada la llave de David, para que cuando abra, nadie cierre y cuando cierre, nadie abra”.

Líder: “Bendito de HaShem es nuestro Rábi HaKadosh la luz que fue vista el día de la creación y retirada para ser revelada solamente a los que han de recibir su parte en el mundo por venir, pan de vida y roca firme para todos los que deseen gustar la riqueza del conocimiento de la gloria eterna”.

Todos: “Bendito de Hashem es Su Mashiaj, benditos los que te conocen, benditos los que te han encontrado, bendito los que han vuelto a la Torah por ti, benditos los que han de entrar en el mundo venidero por tus méritos”.

Líder: “Bendito de Hashem es nuestro Rábi HaKadosh quien por amor de Israel y de la humanidad estuvo dispuesto a entrar en el palacio del sufrimiento y recibir sobre su cuerpo la lepra del pecado voluntario de todos nosotros, para redimirnos para Hashem, como está escrito: por su llaga fuimos curados y por sus heridas sanados”.

Todos: He aquí que aceptamos sobre nosotros el precepto positivo de “amar a nuestro prójimo como a mí mismo” y por tanto profesamos públicamente nuestro amor a todos nuestros hermanos de la Casa de Israel, los que están cercanos y los lejanos, como si fueran nuestra propia alma y cuerpo, y a todos los hombres, disponiéndonos así a rezar delante del Soberano, Rey de reyes, HaKadosh, bendito es él.

Líder:
Eloah nuestro y Eloah de tu pueblo Israel, recuérdanos con buena memoria delante de Ti y visítanos con salvación y misericordia desde los lugares celestiales y recuerda, Eloah nuestro, el amor de los varones justos de antaño: Avraham, Yitzjak y Yaakov, Tus siervos, juntamente con las promesas que diste a ellos, mediante pacto y juramento que permanecen para siempre.

Todos: Sea Tu voluntad oh Eterno nuestro Eloah, y Eloah de nuestros padres, que te colmes de misericordia hacia nosotros y de este modo, por la abundancia de Tu gracia, recuerda a nuestro favor los sufrimientos y rechazo, las burlas y los menosprecios a que fue sometido nuestro justo Mashiaj, anunciado en Yitzjak. Contempla sus llagas y sus heridas y el dolor de su alma cuando fue atado al madero a fin de tener piedad de nosotros y abolir todos los decretos duros y nefastos que pesen sobre nosotros.

Líder: Concédenos el mérito de retornar a Ti siempre con un arrepentimiento sincero. Sálvanos de nuestra mala inclinación, de cometer transgresiones a Tus mandamientos y de hacer iniquidad, mientras extiendes tu mano para
decretar larga vida para nosotros y para nuestros hijos, con años de bien y de dulzura.

Todos: He aquí que somos parte de Tu pueblo, traídos cercanos a los hijos de Tu Alianza, descendencia de Avraham tu amado, al que juraste en el monte Moriyá; la simiente del que fue atado al madero por amor a Ti.

Líder: Míranos y ten piedad de nosotros, pues has endurecido en parte a la congregación de Yaakov, la simiente apartada para Ti, para darnos la oportunidad de abandonar nuestros ídolos y volvernos a Ti con arrepentimiento sincero.

Todos: Por lo tanto, es nuestro deber agradecerte, alabarte, glorificarte, ensalzarte yofrecerte cánticos, alabanzas y agradecimientos a Tu gran Nombre. Y nos es impuesta necesidad confesar delante de Ti diaria y continuamente, un cántico de alabanza. Bendecimos somos cuando asistimos por la mañana y por la tarde a esta Bet Tefiláh (Casa de Oración) donde tus hijos nuestros mayores, nos han enseñado la unicidad de Tu Nombre, por lo que ahora podemos confesar con temor y amor, amor y temor:

“Shemá Yisrael, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad”.
(Voz baja) Baruj shem kebod maljutó le´olam va´ed.

Líder: Tú eres el mismo y tus años no acabarán. Tú eres el Uno y el Único. Antes de haber creado al mundo, eres el Uno y el Único, y después de haberlo creado, Uno y Único permaneces. Tú eres Eloah en este mundo y también en el mundo por venir.
Tú eres inmutable, no envejeces ni rejuveneces, siempre eres el mismo, el único que tiene inmortalidad, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. Tú eres inconmovible y en Ti no hay cambios ni sombra de variación. Tus años no tienen fin, bendito fuiste, bendito eres y bendito serás por los siglos de los siglos.

Todos: Santificado sea Tu Nombre, como en el cielo así también en este mundo de Tu creación y en medio de pueblo que santifica Tu Nombre. Por los méritos de Tu justo Mashiaj eleva prontamente nuestro honor y sálvanos a todos, rápidamente y sin demora, por amor de Tu Nombre. Bendito eres Tú que santificas Tu Nombre en las multitudes de Israel a los ojos de las naciones y a las naciones a la vista de Israel.

Líder: Sea Tu voluntad oh Eterno, Eloah nuestro y Eloah de nuestros padres, que tengas misericordia de nosotros y nos perdones todos nuestros pecados, recibas la expiación hecha por nuestras iniquidades y quites tus ojos de todas nuestras transgresiones.

“Sea Tu voluntad, oh Eterno, Eloah nuestro, y Eloah de nuestros padres, que las alabanzas de nuestros labios sean apreciadas, aceptadas y gratas ante Ti, por los méritos de Tu justo Mashiaj. Por favor, oh Eterno, a los que inquieren por tu unidad, guárdalos como a las pupilas de tus ojos, bendícelos, santifícalos, que Tu gran misericordia siempre los alcance y los recompense. Lleno de piedad, oh HaKadosh, por la abundancia de tu gracia, guía a Tu congregación. Eloah único y excelso, atiende a Tu pueblo, quienes recuerdan Tu santidad. Acepta nuestras súplicas y escucha nuestro clamor, Tú que conoces todos los misterios.

Todos: (Voz baja) Baruj shem kebod, maljutó le´olam vaéd.

Líder: Sea Tu voluntad oh Eterno nuestro Eloah, amparo y refugio de todos nosotros, que las alabanzas de nuestros labios que te ofrecemos aquí y ahora, sean apreciadas, aceptadas y gratas ante Ti, como está escrito: “Los sacrificios del Eterno son un corazón contrito y humillado que Tu no despreciarás”.

(De pie)
Líder: El Eterno es rey, el Eterno ha reinado, el Eterno reinará por siempre jamás.
Todos: El Eterno es rey, el Eterno ha reinado, el Eterno reinará por siempre jamás.

Líder: El Eterno será Rey sobre toda la tierra; en ese día el Eterno será Uno y Su nombre será Uno. Sálvanos oh Eterno, Eloah nuestro y ten piedad de nuestras naciones y tráelas arrepentidas a tus pies. Bendito es el Eterno Eloah de Israel, desde siempre y por toda la eternidad. Y todo el pueblo dirá amén. ¡Haleluya! Todas las almas alabarán al Eterno, ¡Haleluya!

Líder:

Bendito es Aquél que habló y el mundo se hizo.

Bendito es Él, quien dice y hace.
Bendito es el que decreta y cumple.

Bendito es el hacedor de la creación.

Bendito es Aquél que se compadece de la tierra.

Bendito es Aquél que se apiada de todas Suscriaturas.

Bendito es Aquél que retribuye buena recompensa a los que le temen.

Bendito es el Eloah viviente para siempre, el único que tiene inmortalidad, queexiste eternamente.

Bendito es Aquél que redime y salva.

Bendito es Su Nombre.

Bendito eres Tú, Eterno, Eloah y Padre misericordioso, alabado y exaltado por boca de Su pueblo, bendecido y loado por boca de sus siervos piadosos. He aquí que con los salmos de Tu siervo David te glorificaremos, oh Eterno nuestro Eloah y te daremos la honra debida a Tu Nombre para recordarlo en todo momento, oh Rey y Eloah nuestro, el Singular, que vive eternamente; alabado y glorificado es Tu gran Nombre por toda la eternidad. Bendito eres Tú, Eterno, Rey que glorificado en las alabanzas.

Todos: :
Que la gloria del Eterno sea para siempre, que el Eterno se regocije en Sus obras. Que el Nombre del Eterno sea bendito desde ahora y por los siglos de los siglos. Desde la salida del sol hasta su ocaso, que sea exaltado, elevado, honrado, glorificado, conocido, amado, obedecido, cantado y temido Tu Nombre entre todos los pueblos, pues Tu gloria está sobre los cielos. El Eterno es Tu Nombre para siempre, Tu memorial y Tu remembranza de generación en generación. Tú reinas por siempre jamás pues el Reino es tuyo, y la honra y el poder por los siglos de los
siglos. Tú reinaste, Tú reinas, Tú reinarás eternamente y para siempre.

Líder: Tú anulas los consejos de los pueblos, frustra los designios de las naciones y cuando piensan que están afirmando sus planes, solamente cumplen los Tuyos que anticipaste desde antes de la creación de todas las cosas. Y aunque muchos sean los pensamientos que haya en el corazón de los hombres, será Tu consejo el que prevalecerá para Tu misma gloria. Sí, Tu consejo permanecerá por siempre y los designios de Tu corazón serán todos cumplidos, de generación en generación sin faltar uno solo de ellos. Tu hablas y lo que no es, viene a la existencia, quitas tu
aliento y todos perecemos pues Tu ordenas y Tu mantienes el mundo con la palabra de Tu poder.
Todos: Felices son aquellos que moran en Tu casa; por siempre te alabarán (selá).
Bendecido es el pueblo para quien es así, bendecido es el pueblo cuyo Eloah es elEterno.

Tehilim 150
Nota: Este salmo 150 tiene el mérito de liberar el alma de presiones internas para que pueda alabar al Eterno con
libertad. Confesarlo con mucha kavanah (concentración espiritual) es necesario para apropiarse de este mérito y
recibir permiso del Cielo para una alabanza poderosa que atraviese las resistencias espirituales en los aires y nos
introduzca en los portales de gloria.

Todos: “Pues el Reino es del Eterno y el gobierna sobre los pueblos. Y Tu justo Mashiaj finalmente te lo entregará cuando haya suprimido todo poder y autoridad para que solamente Tú seas Rey en toda la tierra, como está escrito: “Subirán salvadores al monte de Tzión para juzgar las montañas de Esav, entonces la soberanía será del Eterno y cuando Tu justo Mashiaj te entregue el Reino, solamente Tú serás Rey en toda la tierra y en es día serás Uno y Tu Nombre Uno, para que seas todo en todos”.

Líder: Por tanto, el alma de todo ser viviente bendecirá Tu Nombre, oh Eterno nuestro Eloah; el espíritu de todo ser de carne glorificará y exaltará por siempre Tu remembranza, oh Rey nuestro. Desde siempre y hasta la eternidad Tú eres Eloah y aparte de Ti no tenemos otro redentor y salvador, liberador y sustentador que es misericordioso y responde en el momento de nuestra tribulación y angustia; no tenemos rey que ayude y sostenga, excepto Tú. No tenemos otro Eloah que el de Avraham, Yitzjak y Yaakov, el Eloah de los profetas y de nuestro justo Mashiaj, que
vive y permanece para siempre.

Kadish de Dominio
Nota: El líder confiesa este Kadish y la congregación responde “Amén” donde se indica o lo que se indique. “Que sea alabado y santificado el gran Nombre de nuestro Padre que está en los cielos (Amén), en medio de este mundo obra de Sus manos, según el beneplácito de Su voluntad, que venga Su Reino y que sea establecido Su dominio en la tierra como en el cielo para que todos los hombres le sirvan haciendo su voluntad y digamos Amén.

Todos: Amén, que Su gran Nombre sea Santificado y Bendito en la tienda de los justos por siempre y para siempre.

Que sea bendito, alabado, exaltado, glorificado, enaltecido, magnificado, conocido y obedecido el gran Nombre de nuestro Padre Celestial por siempre (Amén) Que sea hecha Su voluntad y conocida Su Soberanía por medio de Su diestra y que todos sus enemigos sean puestos debajo de sus pies prontamente y en nuestros días y digamos, Amén.
Que sea enviada desde Su Presencia abundancia de pan para la tienda de los justos, prosperidad, salud, fortaleza, protección y consolación desde los lugares celestiales y digamos, Amén.

Que sean perdonados todos nuestros pecados y que haya curación, redención, tranquilidad y reposo para todos nosotros y para Su pueblo Israel y digamos (Amén)
Que seamos librados de la tentación, el menosprecio, del hombre malo, del vecino malo, de la mala inclinación y de tormentos nefastos y digamos, Amén.
Que Suya sea la Soberanía, el poder, el honor, la grandeza y la gloria y que haga que Su ungido sea aproxime prontamente y en nuestros días (Amén) y que sea visto, aceptado y reconocido por todos los hombres y por la Casa de Israel y digamos Amén.
Que el hacedor de la paz en los lugares celestiales, el Señor de la paz, por Su misericordia nos conceda Su paz y su justicia a nosotros y a todo Su pueblo Israel y digamos Amén.

Confesión del Shemá con sus bendiciones:
Líder: ¡Bendigan al Eterno quien es bendito!
Todos. “Bendito es el Eterno, Quien es bendito por siempre jamás”.
Líder: ¡Bendito es el Eterno quien es Bendito por siempre jamás!”
Líder: Bendito eres Tú, Eterno, Eloah nuestro, Soberano del Universo, que ha formado la luz y ha creado la oscuridad, hace la paz y sostiene con su palabra todo lo que existe. He aquí que toda carne te reconocerá y toda lengua te alabará y todos confesarán que no hay otro Eloah fuera de Ti, no hay quien salve, ni siquiera uno, mas solamente Tú, pues Tú y sólo tú eres Eloah Eterno, Creador de todo lo que existe. ¡Qué tan inmensas son Tus obras! ¡Todas llenas de sabiduría! El universo está repleto de tu gloria.

Nada hay comparable a Ti, nada existe sin Ti y nada podrá existir fuera de Ti. Eres nuestro Rey, nuestro Redentor, en esta vida y en la vida del mundo por venir. Nada se escapará de Tu mano, redentor nuestro y en los días de tu justo Mashiaj todos tus enemigos serán traídos postrados ante Ti y a Ti Mashiaj ben David entregará el Reino, el Dominio y la Gloria, para que Tú seas todo en todos.

Bendito serás por toda la eternidad, oh Creador, Rey y Redentor. Alabado será Tu Nombre por siempre jamás, hacedor de malajim ministeriales enviados para el socorro de tus kadoshim, pues son tus servidores y todos permanecen sobre sus pies en las cimas del universo y proclaman con temor, al unísono y con voz estruendosa como de ríos desbordados, las palabras del Eloah viviente y Soberano del universo.

Todos son amados, todos son sin mácula, todos son poderosos, apartados, y cumplen con temor y amor la voluntad de Su Creador. Todos abren sus bocas en santidad y pureza, con cánticos e himnos te bendicen, alaban, glorifican,
santifican, reverencian y entronizan el Nombre del Eloah bendito aceptando sin protestas el yugo de la soberanía de Tu reino y todos se piden permiso y se los conceden mutuamente en orden y precisión de gloria para honrar y tributar a Su Creador con serenidad de espíritu y con articulación clara y dulce. Todos al unísono declaran con pavor la santidad de Tu Nombre y confiesan con temor:
(Con voz muy fuerte)
Todos: Kadosh, Kadosh, Kadosh (Santo, Santo, Santo) es el Eterno, Amo de legiones, la tierra entera esta llena de Tu gloria.

Líder: Y los malajim del orden de los Ofanim y Jayot apartados con inmenso estruendo, como de cataratas de aguas, se elevan frente a la orden de los Serafim y delante de ellos entonan sus alabanzas y declaran:
(Con voz muy fuerte)

Todos: Bendita es la Gloria del Eterno desde Su lugar.
Líder: Y el espíritu de justo Mashiaj los dirige en coros celestiales que se alzan por encima de sus órdenes previas y girando alrededor del Trono alto y sublime y cubriéndose sus rostros con sus alas proclaman con dulzura:
Todos: “Al que está sentado en el Trono sea el honor y la gloria, el imperio y la honra por los siglos de los siglos”.

Líder: Al Eloah bendito ellos ofrecen dulces melodías, al Eloah viviente y perenne entonan sus cantos y proclaman la grandeza de Tus alabanzas, pues allí solamente Tú eres exaltado y honrado, temido y glorificado como el único Eloah verdadero, quien realiza hechos poderosos, Amo de las batallas, sembrador de actos justos, quien favorece la creación de los remedios, trae la salvación y la esperanza, quitas las lágrimas de nuestros ojos y haces florecer la redención de Tu Mashiaj, Amo de hechos portentosos, renuevas continuamente la obra de Tu creación y mostrarás a
Su tiempo la identidad del que fue rechazado por sus hermanos y del que callado soportó con lágrimas ocultas, las afrentas de los hombres por amor de Tu Nombre.

Oh Eterno, en virtud de Tu grandioso Nombre, en virtud de tu justo Mashiaj, la simiente de David, Tu escogido, que por ello nos concedas gracia de Tu gracia dada, oh Padre nuestro lleno de misericordia, Oh misericordioso, ten piedad de nosotros e implanta en nuestro corazón inteligencia para comprender, elucidar, escuchar, aprender, enseñar, guardar, realizar y preservar todas las palabras de las siete leyes universales que nos has dado, unificando nuestro corazón para que sea atraído a Tus mandamientos por motivos puros y para que amemos y temamos a Tu Nombre, pues entonces nunca nos avergonzaremos ni seremos abochornados, ni regresaremos de Tu presencia con las manos vacías, ni tropezaremos ni será arrastrada nuestra casa por los vientos y las corrientes de los ríos, sino que
permaneceremos en nuestro lugar, en el plantío de tu corazón y bajo la sombra de Tus alas, refugiándonos en Tu Nombre glorioso y temible. Entonces nos gozaremos en Tu justo Mashiaj a quien revelarás prontamente y en nuestros días para gozarnos en Tu salvación. Que Tu misericordia y Tu inmensa bondad, oh Eterno, Eloah
nuestro, nunca nos abandonen (Selá)

Trae prontamente sobre nosotros, bendición y paz, desde los cuatro confines de la tierra. Quebranta el yugo de las naciones que haya sido preparado contra tu pueblo Israel, nuestro hermano mayor, y completa el retorno de todos sus hijos, con honor y abundancia de provisión, a Tu tierra, la que juraste a sus padres Avraham, Yitzjak y Yaakov, como está escrito en Tu Torah: Desde el río Nilo hasta el Eufrates y desde los linderos de Moab hasta el Mar Occidental, pues Tú eres un Eloah que afirmas las promesas de Tu la redención anunciada por Tus profetas de verdad.
Nota: A continuación se confiesa el más grande mandamiento de todos. Esto debe ser hecho con absoluta confianza y concentración, especialmente en el primer pasuk, intentado pronunciar correctamente cada palabra porque aquí está escondido el secreto del Maljut Hashamayim y la revelación del Reino prometido al Mashiaj. Se dice sentado, con la cabeza ligeramente inclinada y cubriendo los ojos con la mano derecha. Al confesar este primer y más grande mandamiento de todos, hay que concentrarse en la disposición de confesarlo dos veces por día, aceptando sobre nuestros cuellos el yugo del Reino Mesiánico que está escondido en este mandamiento. Inmediatamente se dice en voz baja la frase que sigue.

Todos: Tú eres quien nos escogiste de entre los Benei Noaj y nos injertastes en medio de Tu pueblo Israel, tu hermoso olivo, entre las ramas de tu herencia, y ahora somos también parte del pueblo apartado y diferente, acercándonos con amor a tus leyes que dispusiste para nosotros, y revelándonos la gloria de Tu Nombre a fin de
que te alabemos y te sirvamos y traigamos todas las naciones de la tierra bajo las alas de Tu Gloria para bendecir, exaltar, glorificar y honrar Tu Nombre bendito por los siglos de los siglos.
Bendito eres Tú, Eterno, nuestro Eloah, que nos has llamado de entre los Benei Noaj para alcanzar misericordia, por medio de tu siervo sufriente, gloria de Israel y luz para los gentiles.

Por lo tanto, según nos enseñó nuestro justo Mashiaj, con amor y temor, con temor y amor, nosotros también nos unimos a Tu pueblo Israel y confesamos la revelación del más grande mandamiento:
“Shemá Israel, YHWH Elohenu. YHWH Ejad”
(Voz baja) “Bendito es el Nombre de Su Majestad gloriosa por siempre jamás”.

(Ponerse de pie)
L’ider: ¿Quién es como Tú entre los poderosos, oh Eterno? ¿Quién es como Tú, glorioso en santidad, pavoroso en alabanzas, hacedor de maravillas? (Shemot 15:11)
Todos: Por tanto, nosotros también proclamamos Tu soberanía diciendo: “El Eterno reinará por siempre jamás”
AMIDÁ (Primer Día-Shabat-Ultimo Día)

Nota: Dar ahora tres pasos hacia atrás a pie juntillas, comenzando con el izquierdo y al decir la frase “que ha redimido a Israel”, dar tres pasos hacia delante, a pie juntillas, comenzando con el derecho y juntar los pies. Al concluir la siguiente declaración, se prosigue sin interrupción alguna, con la confesión de las bendiciones especiales del día sagrado que corresponde. Estos pasos tienen la intención de expresar nuestro respeto, admiración, temor y adoración al Rey que está sentado en Su trono alto y sublime. Amidá significa “de pie”. Solamente los enfermos
pueden sentarse o los que tengan alguna dificultad física o niños menores de 9 niños .

Líder: Y así se ha declarado: “Nuestro redentor es el Eterno, Amo de legiones es Su Nombre, HaKadosh de Israel. Bendito eres Tú Eterno, que redimiste a Israel de Egipto y lo redimirás para siempre y de nosotros te has compadecido, por los méritos de tu justo Mashiaj”. Amén.

Nota: A continuación, se procede a la confesión de la Amidá, la parte más importante del oficio de oración matutino. La Amidá es un diálogo personal entre cada Benei Noah/Avraham y Su Eloah, por lo que hay que confesarla con absoluta concentración y en voz lo suficientemente alta como para oírla uno mismo, pero sin estorbar al prójimo. Está prohibido hacer cualquier tipo de interrupción o pausa, entre la oración previa y la Amidá. Estas bendiciones deben ser confesadas de pie, excepto donde se indique lo contrario, y sin interrupciones.

Cada uno en privado:
“Soberano del universo, he aquí que ahora me dispongo a confesar las 18 bendiciones sagradas venidas de tus profetas. ¿Y quién soy yo para entrar en tus patios sagrados? ¿Con qué méritos podré atravesar los lugares celestiales y entrar en las gradas gloriosas que están protegidas por los serafínes de fuego delante de Tu trono sublime?

Por tanto que yo ligo ahora mi alma al alma de tu justo Mashiaj y me refugio en sus méritos, para que me ayude a mantener la santidad, concentración, seriedad, majestad, sencillez y profundidad de este rezo a fin de unir mi alma con la del Kadosh bendito es, y cumplir así sus deseos, que pueda estar unido a Ti, el único Eloah verdadero, que es el secreto de la vida eterna. Soberano del universo, abre ahora mis labios para que mi boca relate Tus alabanzas
(Tehilim 51:17)

Nota: Aquí se confesarán siete bendiciones correspondiéndose a las Siete Leyes Universales adaptadas para este propósito que unidos a los 14 salmos confesados, alcanzan la cifra de tres veces siete, indicando así la
plenitud del servicio asignado en la redención para los Benei Noaj/Benei
Abraham.

1. Patriarcas
(Inclinar el cuerpo) Bendito eres (agachar la cabeza) Tú, (enderezarse) Eterno, Eloah de Abraham, Yitzjak y Yaakov, y ahora también Eloah nuestro, grandioso, todopoderoso y temible.

2. Poder de Eloah
Tú eres todopoderoso por toda la eternidad, resucitas a los muertos y eres abundante para salvar. Bendito eres Tú, que resucitas a los muertos. Te bendecimos conforme al consejo celestial que afirma el llamado de un maláj a
otro diciendo:
Kadosh, kadosh, kadosh es el Eterno, amo de legiones, la tierra entera está llena de Tu gloria.

3. Santidad del Nombre
Tú eres HaKadosh, y tu nombre Kadosh. Y los santos te alaban todos los días. Bendito eres Tú, Eterno, Elohim HaKadosh (Di-os Santo)

4. Santidad del Día
Se regocijarán en tu Reino todos los que guardan el Shabat y lo llaman “placer” porque esta escrito en Tu profetas: “ Y los hijos de los extranjeros que abracen mi pacto y guarden mi Shabat” tu le darás también su porción en el Reino prometido a Tu ungido. Por tanto, así como te complaces del descanso que diste como señal a Tu pueblo Israel, complácete también de nuestro descanso y no quites nuestra porción en medio de Tu pueblo. Que en este día descansen todos los miembros de Israel que santifican Tu Nombre. Bendito eres Tú, Eterno, que nos permites gozar del Shabat y de este día de fiesta de Sucot que has dado a Tu pueblo Israel.

5. Agradecimiento
(Inclinar el cuerpo) A ti te agradecemos (enderezarse) pues Tú eres el Eterno y has tenido piedad de nosotros, pues antes no teníamos ni pactos, ni promesas, ni esperanza, pero ahora, por Tu gran misericordia, nos has concedido un lugar junto a tu pueblo Israel. Por esto te agradecemos y te damos gracias y nuestras almas se alegran en tu misericordia, pues antes no teníamos nada y ahora lo tenemos todo debido a los méritos de justo Mashiaj quien abrió una puerta para que pudiéramos encontrarte. Sí, nosotros y nuestros hijos te agradecemos y no nos cansamos de agradecerte tus milagros que cada día están con nosotros y por tus bondades hacia
las naciones.
Por tanto, todos los hombres de la tierra se inclinarán ante ti (inclinarse) y dirán:
Bendito eres Tú (enderezarse) Eterno, grande es Tu Nombre y a Ti es propio agradecer.

6. Paz
Otorga paz, benevolencia, vida, gracia, bondad, rectitud y misericordia a todo tu pueblo Israel y también a todos nosotros. Bendícenos a todos, Padre nuestro que estás en los cielos, pues con la luz de tu rostro y por tu gran misericordia, nos has dado vida y paz. Bendito eres Tú, Eterno, que bendice a Su pueblo Israel y a todos nosotros con paz. Amén.
“Que la expresión de mi boca y la meditación de mi corazón, sean aceptables delante de Ti, oh Eterno, mi Roca y mi Redentor” (Tehilim 19:5)

7. Rendición
Padre nuestro que estás en los cielos, abre mi corazón a las Siete Leyes de Tu Torah que has apartado para mi, permite que pueda entenderla juntamente con todos los preceptos y mandamientos que se derivan de ella y causa que mi corazón ame tus instrucciones y los ponga por obra. Y a todos los que se levanten contra mí para mal,
prontamente anula su consejo y trastorna sus pensamientos.
Hazlo en virtud de Tu Nombre, en virtud del que has sentado a Tu diestra para que cumpla mi parte en la redención que has prometido a tu pueblo Israel y al mundo. Que tu Mashiaj nos salve y respóndenos.
Nota: Dar tres pasos hacia atrás, comenzando con el pie izquierdo y con el cuerpo inclinado, voltearse a la izquierda y luego a la derecha y luego hacia el frente mientras dice:

(Izquierda) Que el Hacedor de la paz en sus alturas
(Derecha) Por su misericordia haga la paz para nosotros
(Al frente) para nuestros hijos y para todo Su pueblo Israel

Y digan Amén.

BENDICION CON LULAV – Se permite mecer la Lulav solamente de día.

1.Todos toman sus lulav en sus manos, según se ha descrito y escuchan al director cantar o confesar el Hallel.
Nota: Debemos recordar siempre que los 4 Minim (símbolos del Lulav) representan la alabanza de la creación al Creador por Su Dominio y Reino en los cuatro puntos cardinales de la tierra. Es la razón por la cual se recomienda tomarlos a la hora de escuchar al líder confesar los Salmos que conforman el Hallel.

2. El director confiesa los Salmos 118-121 sin interrupción.

3. El director anuncia el acto de Naanuim (mecido del Lulav) como se explicó previamente. Se asegura que todos tengan bien sus 4 minim.

4. EL ESTE: (Todos mirando hacia el Este)
El director dice: “Bendito es el Eterno porque es bueno” y al terminar todos mueven de arriba abajo, tres veces el Lulav hacia el Este.

5. HACIA EL SUR: (Todos mirando hacia el Sur)
El director dice: “Reina Tú, oh Eterno, porque eres Bueno”. Al terminar de confesar, todos mueve de arriba abajo, tres veces el Lulv hacia el Sur.

6. HACIA EL OESTE: (Todos mirando hacia el Oeste)
El director dice: “Reina Tú, oh Señor sobre todos tus enemigos”. Al terminar de confesar, todos mueven el lulav de arriba abajo tres veces, hacia el Oeste.

7. HACIA EL NORTE:
El director dice: “Que venga Tu Reino oh HaShem y que hagas aproximar a Tu Mashiaj”.

Al terminar de confesar, todos mueven el lulav de arriba abajo tres veces, hacia el Norte.
Nota: Todo esto se repite tres veces.

LAS HOSHAANOT (Primer Día y Último día)

Nota: Sobre el púlpito (Tevá) se coloca una Biblia Hebrea abierta. Si la comunidad tiene un sefer toráh, lo puede colocar en su lugar. Todos toman sus lulav en sus manos y se preparan para dar SIETE VUELTAS alrededor del Tevá (púlpito donde están las Escrituras) mientras se confiesan oraciones. Mientras se hacen estas confesiones, los que tocan el shofar pueden intercalar los siguientes sonidos:

Teruá-Tekiá-Shevarim
Shevarim-Tekiá-Terúá
Tekiá-Shevarim – Teruá.

Nota: Estos toques se hacen en los intermedios entre una confesión y la siguiente. Los que tocan el shofar deben estar alrededor del Tevá y no formar parte del grupo que hace los hoshaanot, para que puedan tocar bien. Todos los días que se reunan deben hacer estos giros que son uno de los ejercicios de batalla espiritual más poderosos que existen. El último y gran día de la fiesta, se pueden hacer, después de los SIETE GIROS regulares, tanto como sean necesarios pero no más de 21 hoshaanot.

1. Primera Vuelta:

1:1 Líder: ¡Oh Eterno sálvanos ahora, sálvanos ahora!
1:2 Sonido del shofar según se ha descrito.
1:3 Los que llevan el Lulav y giran repiten: ¡Oh Eterno sálvanos ahora, sálvanos ahora” (Esto concluye la primera vuelta)
Nota: Al decir, “Sálvanos ahora” se debe concentrar el pensamiento en la destrucción de todas las fuerzas del mal que impiden la salvación de los redimidos en los cuatro puntos cardinales de la tierra.

2. Segunda Vuelta:

2:1 Líder: ¡Oh Eterno, haznos prosperar ahora, háznos prosperar ahora!
2:2 Sonido del shofar según se ha descrito.
2:3 Los que llevan el Lulav repiten: “Oh Eterno, haznos prosperar ahora, haznos prosperar ahora”.
Nota: Al decir: “Háznos prosperar ahora”, se debe concentrar el pensamiento en la destrucción de todas las fuerzas del mal que impiden que el pueblo de Di-os sea prosperado materialmente. Es una batalla contra la miseria, el hambre y la enfermedad.

3. Tercera Vuelta:

3:1 Líder: “Oh Eterno, domina sobre Tus enemigos ahora y calla la boca del malvado y el vengativo ahora”.
3:2 Sonido del shofar según se ha descrito.
3:3 Los varones que llevan el Lulav repiten: “Oh Eterno, domina sobre Tus enemigos ahora y calla la boca del malvado y el vengativo ahora”.

4. Cuarta Vuelta:

4:1 Líder: “Oh Eterno, destruye los planes del enemigo ahora y muestra Tu salvación ahora”.
4:2 Sonido del shofar según se ha descrito.
4:3 Los que rodean el Tevá confiesan en voz alta después del shofar:
“Oh Eterno, destruye los planes del enemigo ahora y muestra Tu salvación ahora”.

5. Quinta Vuelta:

5:1 Líder: “Oh Eterno, abre camino para el regreso de Tu pueblo ahora, y que cese el exilio de Israel ahora”.
5:2 Sonido del shofar según se ha descrito.
5:3 Los que rodean el Tevá confiesan en voz alta después del shofar: “Oh Eterno, abre camino para el regreso de Tu pueblo ahora, y que cese el exilio de Israel ahora”.

6. Sexta Vuelta:

6:1 Líder: “Oh Eterno, bendice nuestro país ahora y destruye toda la idolatría en nuestra tierra, ahora”.
6:2 Sonido del shofar como se ha instruido.
6:3 Los que rodean el Tevá confiesan en voz alta después del shofar:
“Oh Eterno, bendice nuestro país ahora y destruye toda la idolatría en nuestra tierra, ahora”.

7. Séptima Vuelta:

7:1 Líder: “Oh Eterno, envía Tu Mashiaj ahora, queremos a Mashiaj ahora”.
7:2 Sonido del shofar como se ha indicado.
7:3 Los que rodean el Tevá confiesan en voz alta después del shofar:

Oh Eterno, envía Tu Mashiaj ahora, queremos a Mashiaj ahora”.

GRITO DE JUBILO:

Inmediatamente que concluye la séptima y última vuelta (las otras son opcionales) el líder anuncia un GRITO DE JUBILO, al son del shofar y redoblantes de tambores y panderos, y mientras las doncellas danzan por
su lado los varones todos levantan su voz y bendicen el Eterno según el espíritu de Mashiaj les de que hablar a cada uno.

BENDICIÓN Y RECESIONAL:

Todos se sientan y el líder bendice la comunidad y anuncia la conclusión del servicio, conforme su costumbre.

DIAS INTERMEDIOS:

Si la comunidad decide reunirse en los días intermedios, el líder determinará, según haya aprendido, la manera de dirigir esos servicios. Debe tenerse en cuenta, no obstante, que hay que dejar tiempo para que la familia pueda estar en la sucá y tener su cena bajo la sucá.
La idea es que cada noche se tenga una cena en la Sucá, con Lejaim solamente y con invitados. Mucha música y danza y mucha alegría.

CENA EN HONOR DE NUESTRO SANTO MAESTRO

Siendo que nuestro Maestro vino al mundo durante los días de Sucot, en el último y más grande día de la fiesta, los Benei Noaj/Avraham comparten esta CENA ESPECIAL en memoria de Mashiaj y se corta un pastel (cake) en su honor y se brinda en su honor, conforme la costumbre de la comunidad. Algunos tienen la costumbre de repartir caramelos y juguetes a los niños en este día. La idea es hacer toda una ocasión de santificación del Nombre y del reconocimiento y afirmación de Yeshua como nuestro Mashiaj y Maestro. Normalmente se tiene la Cena en la segunda seudah del Shabat o en la noche luego de Havdalah, según facilidad de cada comunidad.

Los Midot de Sucot

Cada fiesta es una terapia. Sucot no es la excepción. Una vieja tradición indica que en los siete días de Sucot, el Eterno da permiso a los siete grandes pastores de Israel visitar las Sucot de los que merezcan tan alto honor. La idea es simbólica para ejercitarnos en aquellas características especiales de cada uno de ellos, como se
describe a continuación:

1r Día: Jesed Bondad — la cualidad de “benevolencia” o” Amor“—personificado por Abraham.
2do Día: Guevurá–“Alojamiento,” y “disciplina”—incorporado por Isaac.
3ro Día: Tiferet–“Belleza,” “Armonía“y”Verdad“–la personficación de Jacob.
4to Día: Netzaj: “Victoria” y “resistencia”–Moisés.
5to Día: Hod: “Esplendor” y “Humildad”–Aarón.
6to Día: Iesod: “Fundación” y “Conexión”–Yosef.
7th Día: Maljut: “Soberanía,” “Receptividad” y “Liderazgo”—David y Mashiaj.

De esta forma cada día de Sucot tenemos que esforzarnos por estudiar y practicar cada uno de estos atributos del alma (midot).
Jag Sameaj

Deja un comentario

avatar