Parashá Ajaré Mot – Kedoshím

Esta parashá nos habla de una de las festividades más trascendentales que marcan un tiempo de perdón y purificación: Yom Kipur. Dios se reconcilia con Su pueblo Israel, después que este cometió el pecado del becerro de oro.
Es la resurrección de la esperanza que es levantada de la muerte de la ignominia, por el beso del misericorde enamorado que la trae de retorno a la vida.

SINOPSIS Y REFLEXIONES
PARASHÁ AJARÉ MOT-KEDOSHÍM

Parashá Ajaré Mot-Kedoshím (5/2/2020)

1: Aliyah Vayikra 16:1-24

2: Aliyah Vayikra 16:25-17:7

3: Aliyah Vayikra 17:8-18:21

4: Aliyah Vayikra 18:22-19:14

5: Aliyah Vayikra 19:15-32

6: Aliyah Vayikra 19:33-20:7

7: Aliyah Vayikra 20:8-27

Maftir: Vayikra 20:25-27

Haftará: Iejezkel (Ezequiel) 20:2-20

CR: Mattityahu 16:1-21:46

  • Reconciliación.
    Esta parashá nos habla de una de las festividades más trascendentales que marcan un tiempo de perdón y purificación: Yom Kipur. Dios se reconcilia con Su pueblo Israel, después que este cometió el pecado del becerro de oro.
    Es la resurrección de la esperanza que es levantada de la muerte de la ignominia, por el beso del misericorde enamorado que la trae de retorno a la vida.
    Muchas lunas y soles han pasado desde que se levantó una replica del templo celestial aquí en la tierra: el Beit Hamikdash. En este templo Hashem dijo al primer redentor Moshe, que sólo su hermano Aarón (el Cohen Gadol) podía entrar una vez al año al recinto más sagrado del santuario (el Kodesh Akodashím) y no otro día, para que no vuelva a ocurrir lo que aconteció con los hijos de Aarón, que encendieron incienso fuera de este día de Yom Kipur, donde el poder de las fuerzas cósmicas electromagnéticas está en niveles tan altos de energía incognoscible que ningún ser humano resistiría. Sólo en Yom Kipur su frecuencia baja, desciende y se comprime en consonancia con toda la creación, para ser recibida sin dañar al ser humano y su entorno.
    La presencia de estas fuerzas cósmicas no se puede “ver” ni comprender…sólo si accedes y usas la energía inveterada de la obediencia, intrínseca en la mente y el alma de todo ser humano; entonces, tendrás la capacidad de perdonar a tu hermano sin medir el grado de la ofensa recibida.
    El Eterno dijo a Moshe: Aarón ofrendará dos chivos; uno vivo ante el Eterno como ofrenda jatat (por la falta) y otro para Asasel como “chivo expiatorio”, y pondrá sus manos sobre él transfiriendo sus pecados y los de todo Israel y lo enviará al desierto. De tal manera que los pecados de Israel queden perdonados por todo ese año.
    Y cuando el templo no exista entonces; “serán sustituidos los toros de las ofrendas con la plegaria de nuestros labios”. Hoshea 14:3
  • El manual.
    Kedoshím Tihiyu (Santos seréis). Esta parashá abre su parojet con la voz del Eterno: “seréis santos, porque Yo el Eterno, vuestro Dios, soy santo”. La palabra Kedoshím tiene un código o valor matemático de 10, que nos transporta a las 10 emanaciones cósmicas, las 10 Sefirot o fuerzas cósmicas que habitan y cohabitan en nuestro cuerpo desde el Keter
    (corona) hasta el Maljut (soberanía). Un día ellas fueron nuestro vestuario exterior,
    diseñadas con los hilos del esplendor de Su gloria, y se encuentran hoy escondidas en el
    interior del cofre de nuestra memoria akásica del alma…
    Kedoshím evoca los 10 justos (minián para sacar la Torá y elevarla al cielo); la UNICIDAD
    INFINITA del Eterno; el decálogo de las mitzvot (los 10 mandamientos) principio
    insoslayable que sustenta el judaísmo y toda la cosmogonía.
    Diseño forjado en los talleres de Hashamayim (los cielos) con letras de fuego del Alef-Bet.
    Este manual fue creado para la existencia misma del micro y macro cosmos y para toda la
    humanidad.
    La TORÁ tiene un valor gemátrico de 8 y para testimonio sempiterno de las generaciones,
    Hashem estampó Su firma con la tinta indeleble de Su gracia, y le dio el mismo valor
    gemátrico de Su Nombre que es sobre todo nombre 8 = יהוה
    Este manual es un navegador que nos orienta, nos indica el sendero a seguir y a elegir el
    camino correcto, nos ayuda a armar los dinteles y columnas alrededor de nuestra existencia.
    Nos enseña a colocar correctamente, las piezas que ensamblan los píxeles de la vida.
    Con toda certeza podríamos comprimir este manual existencial en un solo versículo:
    “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Este versículo tiene sus fundamentos, sus bases
    verticales sustentadas en lo alto y no en la tierra. Es el zumo, la esencia misma de Aquel
    que lo forjó en los hornos celestiales de Su sabiduría.
    La Torá te enseña a nadar en las aguas termales de santidad y aunque te sumerjas en sus
    profundidades “los ríos de agua viva” correrán contigo y te salvarán…
    Navega, navega en su Palabra y descubrirás un mundo que no conocías, donde las aguas
    eternales entrarán en complicidad contigo y te empaparán del horizonte de Su santidad…
    Por: Yehoshúa (Jesús) Villarreal I.
    Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham

1
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
. .
Miembro

Marcos 12 – Biblia Kadosh Israelita Mesiánica 30. y amarás a YAHWEH tu Elohim con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu entendimiento y con todas tus fuerzas.’ ° 31. El segundo es éste: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo.’ ° No hay otro mitzvah mayor que estos.’ 🍃🌷🍃 Shalom amado, todáh rabáh por tan bella exposición de éstas Parashot! El amor y misericordia del ETERNO por Su creación son infinitas, Su Toráh Santa Palabra de El ETERNO encierra tanta riqueza inimaginable para un mortal, que eleva en santidad a quien camina en ella, permitiéndo… Read more »