EL ESPEJO

“Confía en el Eterno con todo tu corazón, y sobre tu entendimiento no te apoyes”. Mishlé (Proverbios) 3:5

En este corto pero contundente proverbio descubriremos que su esencia o raíz está escondida en la palabra “confía”, tan comprometedora como complicada, ya que ponerla en práctica conlleva una serie de acciones y decisiones que a veces parecen escapar del control de nuestro coeficiente intelectual. Tanto nuestra mente como nuestra voluntad, se ven involucradas en un conflicto existencial de sobrevivencia, donde la razón languidece frente a las vicisitudes de una realidad que deja de ser tangible al ojo humano, pero no a los ojos del Nazir, Aquel que puede ver a lo lejos más allá de los tiempos inmemoriales del ayer, del hoy y del mañana, aparentemente intangibles, pero más evidenciados que el sol que te alumbra en este día…

Lo primero es deshojar la raíz etimológica de esta palabra “confianza”; que proviene del latín “confidentia” donde el prefijo “con” significa “junto” o “todo”; y en donde el termino latino “fides” significa “fe”. Confianza es cuando una persona puede tener un trato familiar con otra, de modo que siente que esa persona no lo va a defraudar o que no va a revelar aquello que le “confía”. A nivel religioso podríamos encontrar este tipo de “confianza” en expresiones como “yo tengo confianza que Di-s me ayudará”; “fe o esperanza de que las cosas salgan bien”.

Veamos entonces la palabra “confianza” en el contexto de la lengua hebrea, que en este caso sería BITAJÓN ביטחון, cuyo código gemátrico, al sumarlo entre sí, arroja un valor de 4. Según nuestros sabios el número 4 representa el universo material, lo tangible, las leyes físicas, la lógica y la razón. Evoca el funcionamiento de la tierra; como las cuatro (4) estaciones, los cuatro (4) puntos cardinales, los cuatro (4) elementales tales como: agua, aire, fuego y tierra. El cuatro (4) es parte de todo lo concerniente al funcionamiento físico-material de este planeta, cuya existencia depende de la leyes físicas que lo rodean y sostienen; como la gravedad, la inercia, su orbitación y otras fuerzas energéticas que lo mantienen flotando en armonía con todo el universo. Por lo tanto, en este contexto, podemos percibir la vulnerabilidad de la tierra imperante en todo el macro cosmos, ya que su existencia depende única y exclusivamente de Aquel que formó o creó la Tierra y todos los universos adyacentes. De tal manera que, toda esta pequeña sinópsis de la Tierra y su valor codificado, nos muestra que la “confianza” de la existencia de estas constelaciones siderales están fuera del alcance de la raza humana.

La mente finita del hombre escasamente llega a decodificar tan sólo un 1% o tal vez menos, del cómo; dónde; cuándo; el por qué, para qué y hasta cuándo ha de estar configurada esta magna obra arquitectónica de las galaxias, constelaciones, mundos, estrellas, que a millones de años de su existencia, la mente humana no ha dado aún una respuesta verificable, cuantificable y convincente a los acertijos y misterios que encierra el mundo del universo silencioso. Las obvias y complejas circunstancias nos llevan a apelar a la Omnipresente Mega-Mente-Infinita que siempre está presente, evidenciando su participación en toda esta creación cosmogónica. Pidamos al Constructor y Arquitecto de todo, que nos muestre en los planos de la Toráh cómo oír Su voz y adquirir sabiduría de lo Alto y repartirla como el fruto del árbol de la vida que nunca muere.

“Lo oíste, y lo viste todo; ¿y no anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tu no sabias.” Yeshayahu (Isaías) 48:6

Así lo hizo con Ramanujan, el matemático Hindú autodidacta y con toda la humanidad, cuando depositó en la mente del ser humano ideas creativas que nos llevan a los adelantos científicos que hoy, siglo XXI, disfrutamos gracias a UN PENSAMIENTO DEL ETERNO que descendió y se alojó como el huevo en el nido de nuestra mente finita para transitar por los pasillos otoñales del infinito…Las puertas de los cielos fueron abiertas para él y recibió el conocimiento de Dios…

“Pedid y se os dará; buscad y hallareis; llamad a la puerta correcta y os será abierta porque todo el que pide recibe; y el que busca, halla; y el que llama a la puerta se le abre”. Hilel (Lucas) Asofer Hamaljutí-Código Real 11:9

Ramanujan era un hombre que creía en Di-s y estaba totalmente convencido que todas sus fórmulas y sus dones venían de Él; decía: “Una ecuación para mí no tiene sentido a menos que represente un PENSAMIENTO DE DIOS”. Recibió de lo Alto toda la sabiduría ecuacional-matemática-física, y con una mínima educación académica en matemática pura hizo contribuciones extraordinarias al análisis matemático; la teoría de los números; las series y las fracciones continuas.

Este joven matemático inspiró a los astrofísicos Subramauyan, Chandrasekar, Bekeinstein y Stephen Hawkins dejando un legado de fórmulas matemáticas que han facilitado, en gran medida, el cómo entender y explicar la entropía de los “agujeros negros”. Su “teoría analítica de los números” y la “función modular” han sido de gran aporte en el desarrollo investigativo de la “teoría de cuerdas” y “súper cuerdas”.

He aquí que en este simple planteamiento vemos como la ciencia se enriquece tan sólo con uno que cree que le es; de tal manera que, el que CREE puede CREAR de la fuente del que todo lo CREÓ, y CREA que existe una constante e indetenible CREACIÓN… ¿O es que acaso, que Aquel que mantiene a las estrellas flotando en el firmamento por sus leyes, no sabe de las formulas matemáticas-ecuacionales que le sostienen? Si no te es dado de los cielos, en vano podría algún hombre descifrarlas o inventarlas.

“¿Enseñará alguien a Dios sabiduría…?” Iyob (Job)20:22

“Dice el Eterno: ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre qué están fundadas sus bases? Iyob (Job) 38:4-6

“¿Podrás tú atar los lazos de las pléyades, o destaras las ligaduras de Orión? ¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos, o guiarás a la Osa Mayor con sus hijos? Iyob (Job) 38:31-32

Un día “la pregunta” le preguntó al Eterno:

– Adón del Universo, sabes bien que vivo en boca de todas las criaturas habitantes del planeta Tierra, y en voces constantes y sonantes ando de boga en boga escuchando preguntas que enmudecen a “la respuesta”. Al cabo de las miríadas de siglos he morado en las cuerdas vocales de todos los alfabetos, y algunas de las preguntas que me hacen te las traigo hoy: ¿Di-s, dónde estás que no te veo? ¿Por qué me has abandonado? ¡También mi olfato y mis sentidos reclaman y claman por Tu presencia! ¡Enséñame a verte y tocarte como el arpista al arpa y vaciar las notas más exquisitas para crear con ella la melodía polifónica del color azul de los enamorados por Tus respuestas.

La luz de la presencia del Eterno fue increscendo, hasta expandirla como los rayos matutinos del sol naciente de una mañana virginal de las aguas boreales, de un día decantado por el vidrio transparente de la quietud refleja de la laguna encantada… y como detenido en el tiempo, ante la majestad de Su presencia, el Eterno emitió Su ecuánime y firme voz, y dijo:

– ¿Dónde estoy y por qué no me ves? Cuando tienes frente a ti a un ser como tú, sea hombre o mujer, ¿a quién crees que ves? Te digo: ¡Me ves a Mí, porque Yo estoy en él y él está en Mí! Mi ADN habita dentro de él y todo lo que ves de él, soy Yo; parte de Mi aliento es el aire que respira y le da vida; a él o a ella le llamo prójimo porque está cerca de Mí, próximo a Mí porque es parte de Mi Presencia; su piel es Mi piel y a través de sus ojos YO TE MIRO.

Sé que estás pensando, ¿Y si esa persona es mala? Te pregunto: ¿Acaso deja de ser mi hija o mi hijo? Un padre no deja a su hijo porque hizo algo malo. Mira lo que hizo mi hijo David, al que amo, y que un día adulteró y asesinó, pero jamás dejó de ser mi hijo. Y ¿qué hizo la diferencia? Una sola palabra: ¡ARREPENTIMIENTO! Acompañado de una ACCIÓN de todo corazón. No se trata de tener licencia para hacer lo malo, sino conciencia para dejar de hacerlo… A esto se le llama ¡arrepentimiento genuino! Cuando miras a tu prójimo es como si estuvieras frente a un ESPEJO y al que ves es a Hashem reflejado en él.

“Ahora vemos por el espejo, borrosamente; mas entonces cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré totalmente, como fui conocido” Asofer Hamalhutí-Código Real 1a Corintios 13:12

“Ama a tu prójimo como a tí mismo. Yo soy Hashem.” Vayikra (Levítico) 19:18

Que pobre entendimiento el mío, mi alma apenada languidece frente a Tu Presencia; se marchita mi ser porque no te puedo ver, no te puedo oler. Pero cuando miro a mi alrededor, el viento acaricia mi cara y ese eres Tú; la lluvia que toca mi cuerpo son Tus caricias que me empapan de Tí; cuando el sol despunta cada día, es Tu voz diciéndome: ¡Buenos días alma mía! Cuando caen las sombras de la noche y su manto de oscuridad me ahoga, envías la luminaria de luz de Tu luna nueva, la Selene vestida de plata que alumbra mi camino. Cuando las penas, las tormentas y las vicisitudes de esta vida se mofan de mí, envías a alguien y me dices; ¡Aquí estoy Yo, el que soy!!…

Padre mío de los cielos enséñame a tenerte y que el perfume de Tu Presencia me embriague hasta perder el conocimiento en este mundo y despertar arrullado en el mundo de Tus brazos eternos, …

“Confía en el Eterno con todo tu corazón y sobre tu entendimiento no te apoyes.” Mishlé (Proverbios) 3:5

Por Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.

 

YEHOSA (JESÚS) VILLARREAL I.

Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música,la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.

https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com

3
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Adriana Pina
Guest
Adriana

Muy profundo, muy hermoso ✨

Lorena Zuniga
Miembro

Baruch Haashem, cierto y muy bello ~

LUZMERCELL CAMPANELLA ROMERO
Miembro

La sabiduría de Hashem reflejada en este estudio