ADÁM Y JAVA COMO EL DÍA Y LA NOCHE HACEN UN DÍA

La Torá (Génesis 1:26,27) cuenta la historia de la creación de Adán. El texto relata cómo, después de Adán, Dios observa: “No es bueno que el hombre esté solo, voy a hacerle una ayuda idónea …” (Génesis 2:18). El ayudante que Dios hace para Adán fue una mujer, la primera mujer de la historia: Eva.

La creación de Adám y Java(Eva) plantea muchas preguntas:

• ¿Por qué Dios creó a Java (Eva) como una solución para la soledad de Adám?

• ¿Qué le sucede al hombre cuando se “siente sólo”?

• ¿Qué pasa en su conciencia varonil cuando la soledad le invade su alma?

• Si el Eterno es capaz de ofrecer todas las soluciones, ¿por qué espero un tiempo antes de enviarle una “ayuda idónea”?

• ¿Por qué esa ayuda “idónea” tuvo que ser precisamente, “una mujer”? ¿Por qué no dos, o tres, como tuvieron nuestros patriarcas? ¿Por qué una sola es suficiente?

• ¿Cuál es el rol del hombre luego que tiene una “ayuda idónea” y cuál es el rol de la mujer, cuando es diseñada para ser “ayuda idónea”?

En este artículo tomaremos el punto de partida de la Toráh para intentar responder cada una de estas preguntas de tal manera que nos ayude a funcionar de manera apropiada en el rol que el Eterno nos ha dado y en la manera cómo ese rol se engrandece e incrementa a la luz de la enseñanza de nuestros profetas.

Siendo Adám y Java (Eva) el punto de partida de la Toráh, nada más natural es iniciar nuestras clases con el punto de vista del Eterno.

Consideremos los siguientes principios:

Adám rodeado de preciosas criaturas, pero no de una ayuda idónea.

Una vez que Dios declara que no era bueno para Adám que estuviera solo, la Toráh nos informa que el Eterno bendito sea, muestra a Adám, pareja por pareja, todo el conjunto de seres vivos, evidentemente para instruirle en cómo se relacionaban y cómo se reproducían; luego le pide que les asigne nombres: “Y HaShem Dios formó de la tierra todos los animales del campo y toda ave del cielo y los llevó al hombre para ver qué nombre daría a cada uno … (Génesis 2: 19-20).

La escritura sagrada nos muestra que Adám, todavía sin su compañera idónea, fue capaz de asignar los nombres apropiados a “todo el ganado ya las aves del cielo ya toda bestia del campo … “.

Poner nombre apropiado no es cualquier cosa si pensamos que, en nuestra fe hebrea, “nombre” es más que la manera de identificar o diferenciar una cosa, animal o persona de otra.

“Nombre” nos habla de naturaleza interior, de sustancia, de habilidades, de misiones, de capacidades innatas relacionadas con el “nombre” en cuestión.

Así pues, cuando Adám, sin Java (Eva) todavía, fue capaz de poner nombre a todos los animales, significa que su inteligencia alcanzó proyecciones extraordinarias al acomodar el nombre a la función específica que cada animal tendría en la creación. Pocos biólogos y zoologistas podrían hoy día hacer tremenda hazaña.

Sin embargo, con toda su habilidad y conocimiento, con toda su inteligencia y capacidad de observación e investigación, Adám seguía sintiéndose “solo”. Percibió que con todo eso a favor, seguía sin “ayuda idónea”.

Esto es clave para identificar nuestro rol como esposas. Recuerda, no importa qué tan inteligente, capaz o sabio sea el hombre, sin una mujer al lado que supla sus necesidades integralmente, esto es, emocionales, físicas y espirituales como persona, no como científico, no como sabio, como persona, el hombre siempre se sentirá “solo” como Adám al principio.

Si como esposas no logramos que el hombre supere su “soledad”, somos un fracaso, porque no hemos cumplido la razón principal por la que fuimos creadas.

Es cierto, podemos darles hijos a nuestros esposos, pero la reproducción es un subproducto de la relación, no su razón de ser. Nuestra esencialidad es suplir las necesidades emocionales, físicas y espirituales de nuestros esposos.

Cuando nos casamos, debemos hacerlo con plena conciencia de esta misión fundamental. De lo contrario, el matrimonio será muy débil y podrá quebrarse muy fácilmente, lo alenu.

Recuerda esto: ¡Eres llamada a cumplir una misión especial! ¡que tu esposo no se sienta “solo”!

Razón de la soledad del hombre:

¿Por qué el hombre se sentía solo en el Gan Edén? Este será el tema de nuestro próximo artículo que no te lo querrás perder por nada del mundo.

Bendiciones.

Rabanit Yehudit Hayyim

10
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Daian
Guest
Daian

Me gustó mucho rabanit,hashem los bendiga me fascinó esta nueva página. Espero más material,hashem mediante. Berajot

Leandra Rius
Miembro

Excelente, Muchas Gracias por compartí 👋

LUPE ALEJANDRA VALENZUELA RODRIGUEZ
Miembro

Me encanto Dios te bendiga Rabanit – saludos desde colombia putumayo

Delfina Smith
Miembro

Excelente!!! Muy buen enfoque de la razón de ser mujer.
A mi manera de ver la palabra mujer es tan inmensa y profunda, que muy pocas mujeres lo saben.
Tenemos tantos papeles como mujer, uno de los tantos roles, (usted lo menciona en su artículo) tenemos el poder de procrear, la mayoría Puede hacerlo. Pero podemos todas formar grandes hombres y mujeres. He allí una de nuestras fallas.
Felicitaciones me encanto !!!!

Angela Gomez
Miembro

Hermoso artículo!. Gracias Rabanit. Que Hashem le siga dando sabiduría. Berajot.

Maria Lili Navarro Garcia
Guest
Lili Navarro

Que gran enseñanza mujer savia ojalá El Eterno me volvería a dar la oportunidad de tener un esposo que yo fuera la idónea para algún baron haría todo lo posible con la ayuda de Ruaj a kodesh ser esa esposa sabía que edifique su casa y rodee a su esposo lo deseo tanto pero creo que me pasó el tiempo jejejeje con 60 años pero para Hashen no hay nada imposible
Muchas gracias Rabanit por la enseñanza.

Graciela García Vázquez
Guest
Gracia García Vázquez

Gracias Rabanit esa optica de inicio de la presencia de la mujer en la vida de Adam es importante.. Pienso que cada uno fue creado conformado en si mismo todo un universo de funciones y habilidades…. Sin embargo 2 universos se fucionan cuando cada engranaje embona perfectamente en culturas valores habilidades vision de objetivos en comun se torna una relacion hermosa de respetos de fidelidades de diversion y fortalezas para enfrentar los vendabales que sobrevendran…. Es esto que encierra la Torah y me encanra!!… la enseñanza de un universo a redescubrir en uno mismo y enseñar a sus familias y… Read more »

Acacia Yanez
Guest
Acacia Yanez

Muy buena enseñanza HaShem la siga bendiciendo grandemente

Viviana lorena Milstein
Miembro

Hermosa reflexión sobre el rol que tenemos como mujeres , gracias por darnos estas reflexiones que Hashem le da!!👐berajot Amada😘

Esther Castillo Yoli
Miembro

Muy bueno rabanit gracias