SINETESIA-EL VACÍO IX

“Sólo hay un camino hacia la felicidad y es cesar de preocuparse por cosas que están fuera del alcance de tu voluntad” Epicteto – Filósofo Griego

Una de las características más comunes del ser humano es emitir juicios a priori, juzga lo que no conoce; por no conocerlo, a veces los mismos juicios que hace se vuelven inquisidores y acusadores implacables de su misma existencia. Veremos en el cuento inspirado por aquel que todo lo inspira: La estrella y el mar, cómo el amor por no ser entendido, no fue identificado.

Había una estrella de mar en lo más profundo de las aguas, cada día sollozaba desconsolada y sus lágrimas parecían ahogarse en medio de la inmensidad del mar. Su tristeza y frustración como burbujas de oscuridad salían a la superficie y al contacto con el aire explotaban de dolor. La estrella solía ocultarse entre las rocas como si buscara la oscuridad para ocultar su penasu corazón se desgarraba y el llanto, como fuertes corrientes de desamor clamaba: ¿Por qué me hiciste así, confinada a las profundidades del mar donde escasamente me llega la luz, donde la soledad en su silencio, como bufón, parece burlarse de mí? ¿Por qué me hiciste así? Hubiera preferido que me arrancaras la vida y cesar este maremoto de dolor de mi estrellada existencia… Los cantos del quebranto tomaron alas y subieron a lo Alto y se posaron en la palma del Hacedor. El clamor de esta estrella fue escuchado y un día el Hacedor descendió a lo más profundo del mar y le dijo a la estrella;

– ¡Que tu llanto se detenga desde ahora y para siempre! Dame tu mano y acompáñame que te mostra algo.

La llevó a un lugar preciosísimo y sentados en una roca divisaban unas montañas con hermosas y raras formas como esculpidas por un gran y exquisito escultor; árboles inmensos de todos los tamaños y de todas las gamas de los verdes, como si un meticuloso pintor hubiera preparado una paleta de colores como abanico de pavo real. También había un mar azul con todos los azules conocidos y desconocidos. El sol no parecía sol, su luz era como reflejo de oro bruñido con plata escarlata que descansaba en la superficie del inmenso y gallardo mar

El Hacedor chasqueó sus dedos y el paisaje al instante se transforen noche. El cielo se volvió estrellado, las estrellas parecían desprenderse del mismo cielo, sus luces brillaban con una intensidad intermitente que parecía un gran concierto como el Adagio para violín de Albinoni Tomaso. La luna, llena del esplendor de su luz plateada, parecía lucir todos sus encantos ataviada con un hermoso vestido de Luna Nueva. Ella coqueteaba con el mar, dejando caer sobre él su vestido de luces que acariciaba la azulada piel del inmenso y reverente mar.

Pero entre todas las estrellas había una que era la que emitía más luz; su tamaño era mayor y su irradiación parecía que quería competir con la luz de la luna. Cuando la estrella miró hacia abajo descubrió la majestad y la presencia del  mar; su suave oleaje parecía la danza del vals de la luz en las aguas nocturnas. La estrella quedó prendada de la hermosura del mar y el amor que salió de su interior deescapar una chispa de luz y se alojó dentro del corazón del ancho mar. Éste, desconcertado pero tocado en su interior, mira hacia lo alto y descubre entre todas las estrellas, la que le derramó su amor y despertó el de él, para no separarse, ni apagarse nunca más.

Y así fue creciendo el amor incondicional de la estrella y el mar; amor que no parecía estar completo porque sólo se podían ver una vez al mes cuando la luna llena reflejara y descubriera la presencia del mar y la estrella irradiara su resplandor. Sus miradas se cruzaban y parecían tejer de colores el cielo como manto de luces que danzan con la música de Jan Mulder Ecossaise en medio de la noche; un encuentro de miradas boreales sólo 12 veces al año, confinados a nunca poder estar juntos ya que ambos pertenecían a reinos distintos; ella al reino de las estrellas y él, al reino de los mares; la morada de ella es el cielo en el espacio y la de él en la tierra en las profundidades de las aguas, un amor sentenciado al mundo de lo imposible. Ambos se pusieron de acuerdo y clamaron al Hacedor de todas las cosas que les permitiera estar juntos y lo hicieron en nombre del amor.

– Él le dijo al Creador Sólo tengo de ella una pequeña chispa de su amor alojada en mi corazón, la quiero toda dentro de mí.” – Y ella le dijo: Quiero vivir toda mi existencia en sus brazos, rodeada de su amor.”

– El Hacedor guardó unos segundos de silencio y les dijo: No puedo transformar el mar en estrella porque se crearía un caos, no sólo en la tierra sino en todo el universo, porque sin las aguas rompo el orden del equilibrio de toda la creación. El agua siempre estuvo conmigo y me acompañó en toda la creación y todo lo que está dentro de él, yo le ordené que lo creara. Pero si podría hacer descender una estrella para que more en el mar. Dos cosas perderás; tu brillante luz y no regresarás más a las alturas, estas siempre en las profundidades del corazón del mar, pero ganarás el amor total del mar porque siempre te rodeará su amor y no te deja, ni tú te separaras de él por todos los tiempos. – ¡Ah! dijo el Creador; lo más importante es que ninguno de los dos tendrá memoria de este encuentro conmigo, porque si lo hago con ustedes, tendría que hacerlo con todas las criaturas de todos los reinos y revelarles el pacto que hice con ellos antes de enviarlos a la tierra.

– Y los ojos y el entendimiento de la estrella fueron abiertos y ésta exclamó: ¡Cómo pude ser tan ciega si el mar de mis sueños danzaba cada día conmigo al ritmo de la corriente y sus brazos marinos rodeaban permanentemente mi cuerpo escondido. ¡Por cuanto endurecí mi corazón no pude sentir, ni ver con los ojos del amor!

– Respondió el Creador: los brazos de tu mar enamorado siempre rodearon tu cuerpo con la suavidad de Mi Aliento; por eso, no lo pudiste sentir, ni percibir. El verdadero amor, aunque no lo veas, tiene dimensiones tan grandes que sobrepasan todos los estándares de la razón…para el amor, el silencio es el canto de un ruiseñor; es el vals de las mariposas; es descender y apagar el brillo estelar e intercambiarlo por la luz del amorLos secretos y los misterios del amor son como susurros guardados en el cofre de los vientos.

Generaciones contarán como la estrella más brillante en el firmamento decidió apagarse en las profundas aguas del amor. Y desde allí compartir con todos los habitantes del mar, su nueva familia, a las cuales les narraba como era su vida antes en la oscura concavidad  del universo, donde las aguas están al revés como techos de agua que cubren todo el inmenso espacio sideral. Y.V.I.

Recuerda que somos criaturas pensantes, inteligentes, con capacidad para crear, edificar, crecer y sólo a nosotros nos fue dado el don del poder del habla; es decir, somos las únicas criaturas que poblamos este planeta con voz y voto y toda la creación y sus reinos tienen oídos para escuchar tu voz…pero creo que es tiempo de determinar en este laberinto de teorías y argumentos por doquier ¿cuál es nuestro lugar en todo esto, de dónde venimos y cuál es nuestra ubicación en los reinos conocidos, a cuál de ellos pertenecemos; al mineral, al vegetal o al animal?

Al reino mineral no perteneces por cuanto no eres carbón, hierro, etc. Imposible, allí no encajas, por lo tanto queda descartado. Veamos el reino vegetal; árboles, hierbas, frutos, hortalizas. Obvio, también queda descartado. Y finalmente el reino animal; pájaros, leones, tigres, gallinas, patos, ratones, sapos, monos, etc.lo te invito a mirarte al espejo…acabas de constatar por tí mismo que nada tienes que ver con los chimpancés a quienes le adjudicaron el honor de la existencia humana…¡El reino de los cielos es tu reino! Es el reino al cual perteneces, fue legado y entregado a tí y a mí y a todo aquel que lo reclame; como árbol que da fruto y sombra a un intelectual, al humilde, al sencillo, al negro, al blanco, al amarillo, al deshabilitado, a la prostituta, al ladrón, al adinerado; él no discrimina. Así es el reino de los cielos.

“¡Volveos de vuestros malos caminos al Eterno, porque el reino de los cielos se ha acercado!” Mattityahu (Mateo) 4:17 Código Real.

Palabras sabias de un gran maestro que pasó por esta tierra y partió la historia en dos partes: “antes y después de”. Un judío de padre y madre judíos, que entendió y vivió navegando sobre la Palabra del Eterno. Su Voz fue oída a los cuatro vientos; un judío no entendido y rechazado por su propia gente, distorsionado, cambiado y paganizado por otra gente; su nombre: Rabino Yehosa o Yeshúa Ben David.

La voz, tu voz, es una de las armas más poderosas que tiene el hombre; es una onda expansiva que es escuchada por todo lo creado y lo increado, trasciende el espaciotiempo más allá de la capacidad de tu mente; alcanza dimensiones espirituales invisibles que ni la computadora más poderosa podría lograr. Cuando usas tu boca, no para criticar, acusar, o señalar, o simplemente hablar mal de tu prójimo; sino para edificar, afirmar, transformar e inspirar a otros como tú, entonces a través de tu boca recibirás Poder de lo Alto y toda la naturaleza y el universo callará a tu voz de mando. Grandes hombres de la historia experimentaron estepoder verbal”. Fueron grandes, no por lo que hicieron, sino porque descubrieron y entendieron que el poder estaba en su boca.

“¡Sol detente en Gabaón, y tu luna, en el valle de Ajalón!” Yehoshua (Jos) 10:12

Y Yeshúa reprendió con autoridad a los vientos y a las olas y se hizo calma absoluta.” Mattityahu (Mateo) 8:26

“¡Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca! Simón Bolívar.

“¡Denme un punto de apoyo y move el mundo!” Arquímedes.

Pudiste constatar histórica, científica y espiritualmente como a la voz de un simple” hombre mortal, el Hacedor desactivó y activó todo el universo visible e invisible, porque su voz fue escuchada en todo el firmamento en las alturas más elevadas de toda la creación. Tal vez piensas que como no eres tan importante para algunas personas, incluidos los seres queridos, tú crees que para el que todo lo hace y todo lo puede no eres importante… Yo no sé si en estos momentos que lees estos escritos, estés acariciando la idea del suicidio, drogarte, cambiarte de estado o país para huir y como dice el refn, “ahogar” tus penas en el alcohol. Es tiempo de abrir tu boca porque toda la naturaleza visible e invisible espera por tí, y es toda oídos para escuchar tu voz

Clama a mí y yo te responderé y te enseñare cosas grandes y ocultas que tu no conoces” Iermiyahu (Jeremías) 33:3

Con mi voz clamé al Eterno y Él me respondió desde su monte santo” Tehilim (Salmo) 3:4

Cuando un pensamiento del Eterno anide en tu mente no lo dejes escapar, móntate en sus alas y aprende a volar Yehoshúa Villarreal I.

 

YEHOSA (JESÚS) VILLARREAL I.

Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música,la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.

          https://www.instagram.com/studiovillarreal/
https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538
https://twitter.com/JesusVi74467649
http://www.jesusvillarreal.com
jesusvillarreal7@gmail.com

1
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
MARIBEL ASENCIO AVENDAÑO
Miembro

que bonitooo!!!! me llenó mucho éste articulo. Shalom