¡HAY ALGO MÁS!

Al inicio de cada  año o de cada semestre, iniciamos con mucha motivación, es un impulso automático que nos da el calendario, es como empezar de cero y sin recriminarse nada, porque el otro semestre ya termino y ahora sí, esta vez  la historia será diferente.

Es muy probable que ni siquiera  hayas alcanzado  la primera meta de tu lista de objetivos;  pero no importa, el inicio de un nuevo semestre te motiva a reiniciarte, a empezar de cero, a empezar con las pilas puestas y con el pie derecho:

¡Si no bajaste los kilos propuestos, no importa, este mes será ideal para bajarlos! Si no ahorraste lo que te propusiste, no importa, ahora serás más estricta con tus finanzas.

Y así, todos tus objetivos los trasladamos como objetivos para el segundo semestre 2020; y de la misma forma como hemos  venido trasladando  nuestros objetivos desde  hace ya un par de años atrás; así  venimos procrastinando nuestra vida.

En esta primera publicación  no intento  darle un mensaje a tu consciencia, para nada;  al igual que tú… he cometido los mismos errores. Si no alcanzaba mis objetivos hasta final de año, no importaba pues los ponía como nuevos objetivos para el año venidero.

En estos momentos que me encuentro en plena mudanza y tengo todo en cajas, encontré las agendas  de los años pasados y revisando su contenido, me doy cuenta que año tras año he ido  retrasando el avance en mis grandes desafíos personales; fue por tal motivo que decidí hacer un par de cambios estratégicos y analizar el porqué del estancamiento; si yo creía que avanzaba a buen ritmo, ¿por qué pareciera que ahora no logro dar un solo acierto? Tengo la sensación de que  en vez de avanzar estoy moviéndome en círculos… dentro de la misma zona, si exacto, la misma zona de confort. Entonces, ¿qué es lo que está fallando?

Hacer una pausa en mi mente, tomar consciencia de mis actos y volver a mis inicios: autoevaluarme,  descubrir cuáles eran los aspectos que bloqueaban mi avance, que estaba circulando en mi cabeza que no me permitía cruzar la línea que dividía mi zona de confort y todo lo demás que hay allá afuera.

Fue así  que descubrí mis más  grandes temores, los miedos que me paralizaban,  mis paradigmas   establecidos, y esas benditas creencias limitantes que  como su nombre lo indica… me limitaban.

Ya tenía la certificación de coach, pero eso no es una garantía de que te vuelvas una gurú  resolviendo tus trabas mentales;  el coaching me ayuda a que me cuestione del porqué estaban  sucediéndome ciertos acontecimientos  y   como podía usarlos para beneficio  y transformación  de mi persona.

También tenía mis conocimientos básicos en «Programación Neurolingüística»,  sabia como cambiar  mi estado, afirmarme  con todos mis potenciales, y programarme para salir  afuera y tener un día exitoso en las actividades que desempeñaban.

Por otra parte, también había aprendido sobre inteligencia emocional… como gestionar mis emociones, identificarlas y saber expresarlas en el momento y tiempo indicado con la persona que correspondía.

De todas las habilidades, conocía lo básico y lo empleaba en mi persona, y en los clientes que recibía de manera personal y virtual.  Los resultados eran puntuales, cuando las personas se autoanalizan y se auto cuestionan, encuentran respuestas, los testimonios hablan sobre el beneficio de usar estas herramientas para  realizar un cambio de  vida personal.

En fin, todo  avanzaba a su ritmo, las personas necesitamos pasar por un proceso que nos permita escalar los peldaños  a los cuales queremos ascender; y con todo estos conocimientos… entendí que si bien podía poner todo de mi parte para agilizar el proceso, habían  ciertos aspectos que  me frenaban  y esos son a los que el mes pasado les puse FIN.

A partir de ahora, vamos a apostar por revolucionar la transformación de las personas,  no solo un simple cambio que puedes hacerlo con un proceso… sino un cambio magistral, un cambio significativo en tu vida profesional y personal.

Por eso mismo, este blog esta direccionado a las que se cansaron de llorar en la noche por no tener el resultado que esperaban, está dirigido a las personas que la están pasando mal, muy mal pero tienen la valentía de salir ahí afuera y sonreír con amabilidad, este blog está dirigido a aquellas que se miran en el espejo y se dan cuenta que los años están empezando a dejar sus líneas en el rostro y aún no están viviendo de aquello que les apasiona.

Va dirigido a las que saben, sienten,  y  están seguros de que más allá de nuestra vida común y corriente,  detrás de un escritorio hay ¡ALGO MÁS!  de lo cual se están perdiendo.

Va  dirigido a vos, que tuviste hijos joven y ahora ellos son adolescentes, empiezan a crear su propia historia de vida y tú tienes toda la energía de empezar de cero; pero no sabes por dónde.

Va dirigido a las inconformistas, que teniendo una vida normal, un trabajo tranquilo, una pareja  estable, un autito sencillo y un terreno que pagas mes a mes; sin embargo, te despiertas cada mañana sabiendo que ¡HAY ALGO DE LO CUAL NO ESTÁS ENTERADA!, porque estás conectada al ruido de lo cotidiano, y al final del día sientes el peso de la inconformidad.

Va dirigido a la que no soporta el sistema educativo, a aquella que sabe que es ella misma que tiene que provocar el cambio,  dar el salto de fe, lanzarse a la piscina  y empezar a educarse de manera diferente.

Va dirigido a aquella que se puso de rodillas en su intimidad con el creador  y  suplicó que la sacara de ese laberinto oscuro donde se encontraba perdida,  y que le muestre el camino correcto, las personas indicadas,  y las estrategias que debía utilizar para transformarse.

Va dirigido a la mujer, que después de ser enterrada por una traición, por el olvido, por un error, o por cualquier circunstancia  dolorosa que atravesó; hoy decide salir del anonimato para compartir su mensaje  con el mundo, cumpliendo así con su propósito.Eres más que un simple ser viviente, eres creación divina y  tienes un mensaje que transmitir al mundo, y ese mensaje que tienes para dar se llama: ¡Propósito de vida!

“Los dos días mas felices del hombre, son el día en el que nace y el día en el que entiende para que vino a este mundo”.

Coach: Sisi Henicke.

https://www.facebook.com/shenicke

https://instagram.com/sisihenicke?igshid=4fqrk63xy02y

www.sisihenicke.com

coach@sisihenicke.com

 

Deja un comentario

avatar