MÁS ALLÁ DE TUS MIEDOS

¿Alguna vez sentiste miedo?

Ese miedo de sentirte sola con tus problemas,  perdida en la realidad del día a día,  sin tener claro hacia dónde te diriges; miedo a no saber qué hiciste con tu vida durante todos estos últimos años y lo que es aún peor, sentir miedo cuando te das cuenta que perdiste la dirección hacia donde alguna vez emprendiste tu camino.  Es un miedo que llega con una mezcla de dolor y malestar en el cuerpo, es una incomodidad que afecta tu estado mental y tu salud, normalmente te toma desprevenida y por lo general acontece cuando la vida te golpea con algún suceso que no te lo esperabas.

El miedo lo crea tu mente y si no recibes las palabras indicadas para afrontarlo, se puede volver como una gigantesca bola de nieve  que empieza a rodar en descenso y en picada libre, no permitas que siga creciendo, ha llegado el momento de hacerle frente.

En esta ocasión, puedo dirigirme a ti con absoluta confianza y  seguridad  que esto puede cambiarte la vida, quiero compartir contigo lo que una vez una amiga me dijo, suena  muy cliché, ¿no? «lo que una amiga me dijo», pero es muy cierto; aquella vez, en medio de toda mi tormenta Dios me envió un ángel que supo hablarme con las palabras indicadas para  ponerle fin a toda esa agonía que estaba atravesando.

Hace un tiempo atrás yo sentí mucho miedo, muchísimo, había perdido mi norte, no entendía porque me iba mal en las relaciones, en los negocios y en los emprendimientos que realizaba, tampoco entendía como había llegado hasta ese punto de sentir dolor y miedo de volverlo a intentar.  La conversación con esa amiga, la llevo siempre presente cada vez que el miedo se me cruza en el camino: – ¿Sabes que es el miedo Sisi?- Yo me quede en silencio, pensando en darle una respuesta correcta, pero mis labios no pudieron pronunciar nada, enseguida ella continuo de manera tranquila, miedo es falta de fe, es la ausencia de Dios en tu vida.

Ese fue mi paracetamol para tanto peso, dolor y angustia que venía cargando, recuerdo que cuando me lo dijo yo estaba en un solo llanto y solo escuchar esa frase trajo la  paz a mi corazón.

¿Cómo era posible que estuviera sintiendo tanto miedo, cuando soy yo la que predico que mi Padre es el todopoderoso? ¿Cómo era posible que  siendo la hija del Rey tuviera miedo al futuro incierto que se aproximaba?  Simplemente ese MIEDO se había apoderado de mi carne, yo lo había alimentado tanto, que había crecido de manera descomunal y ya no daba cabida a mi fe.

Sentir miedo por las cosas que nos suceden sorpresivamente, es una reacción instintiva que tenemos como seres humanos; pero sentir miedo excesivo y permitir que este te juegue en contra de tu paz mental y tu salud, es algo que no debemos permitir, es una alerta roja que indica que te estas alejando del Creador y estas queriendo hacer las cosas conforme a tus fuerzas. El miedo crece cuando tú lo alimentas, cuando tú le das lugar a posicionarse en tu mente y lo dejas gobernar desde ahí; sin embargo, también puedes disminuir su intensidad y hacerlo desaparecer cuando clamas al Padre por misericordia y fe.

A partir de ese día empecé a buscar cómo desarrollar y aumentar mi fe para combatir con todo aquello que me atemorizaba; me cansé de ser víctima del miedo y decidí aferrarme a mi fe obediente; en aquel entonces, tome un bolígrafo y un cuaderno  de notas e hice una lista de todas las cosas que quería lograr para alcanzar mi éxito personal, no suficiente con eso, cree un mapa de mis sueños, donde coloqué la foto de mi familia y el emprendimiento que quería desarrollar en gran escala, me replantee aquellos objetivos que  había dejado en el olvido, diseñé  un plan y  un sinfín  de pequeñas actividades que me acercarían día a día hacia mi meta.

El miedo ni se asomaba, me entregué por completo a mi fe, me comprometí a trabajar y a esforzarme por mis sueños sin dudar que Él estaría cuidando mis pasos y si tenía días en que las cosas no salían como  las esperaba, entendía que era su voluntad y que él estaba ajustando mis  planes.

Ya han pasado varios años desde que me sucedió este hecho, aún conservo el  cuaderno de notas y el mapa de mis sueños; hoy en día puedo ver  como poco a poco se ha  ido materializando lo que coloqué en aquel entonces, y también puedo confirmar que el miedo  no desaparece por completo, simplemente deja de ser relevante  y de imponerse en tus pensamientos.

Para concluir, quiero que tomes en cuenta 3  consejos que te llevaran más allá de tus miedos:

1.-Si te sientes abatida y te consume el miedo al futuro incierto, toma en cuenta que no es miedo, es falta de fe. Para hacer frente a esta situación sólo debes fortalecerte con oración, con alabanza, y con puñado de acciones realizadas con fe, no es sólo pedir al Creador que te ayude, es trabajar arduamente para recibir su bendición.


2.-Realiza un mapa de los sueños, aquello que añora tu corazón  colócalo en tu pared (a través de recortes, dibujos, frases o fotos) que sea tu inspiración y tu motivación de todos los días, ayúdate con un plan de acción para realizar las actividades que te acercaran a tu meta principal; si es necesario busca un amigo, un coach o un mentor para que pueda direccionar tus siguientes pasos.

3.-No pierdas la fe, a veces nos desesperamos porque las cosas no salen como las habíamos planeado: mantén la calma, continúa enfocada, orando de rodillas y trabajando de pie. Las cosas no siempre salen como uno las planea, nos toca tomar desvíos, hacer paradas inesperadas para recargar energía y retomar el aliento, volver a tomar la ruta del sendero y continuar la marcha hasta el próximo objetivo.

Al final de la historia, todo habrá valido la pena  tu esfuerzo tiene su recompensa en el tiempo perfecto del Creador.

Sisi Henicke.

5
Deja un comentario

avatar
Los más nuevos Más antiguo Más votado
Silvia Garibay
Guest
Silvia garibay

Hermoso definitiva nos hace mas fuerte en nuestra de que hashem siempre los vendiga shalom

María González
Guest
María González

Shalóm Sisi! Mil gracias al CREADOR DEL UNIVERSO por tu vida y a ti por compartir tu experiencia, me reflejé por completo, veo luz al final del túnel…Un abrazo!
ÉL te bendiga y guarde🍀💗

Mary Alvarado
Guest
Mary Alvarado

Gracias x tan lindo compartir estaba pasando por momento de “miedo” la palabra llego justo a tiempo gracias Abba Kadosh bendiga su vida

Ana Hernández
Guest
Ana Hernández

Hola Sisi Henicke, que él Eterno te bendiga grandemente, gracias por compartir, me identifique porque yo también he sentido muchos miedos y ahora entiendo que necesito ser una mujer de fe y así poder alcanzar muchos deseos que hay en mi corazón.

Hector Branas
Miembro

Bendito Hashem, gracias por el articulo