SINESTESIA-EL VACÍO VIII

“La gravedad explica el movimiento de los planetas, pero no puede explicar quién establece los planetas en movimiento.” Sir Isaac Newton – Filósofo, Matemático y Astrofísico

En el escrito anterior, Vacío VII, vimos cómo la potente computadora de la NASA retrocedía en el tiempo cuando de repente se detuvo. Esta reportaba que había un problema y era que faltaba un día en el universo del tiempo transcurrido en la historia. Alguien del equipo recordó que el día faltante estaba registrado en un extraño y milenario libro que lo describía todo con lujo de detalles. Veamos entonces que acontec con esos 40 minutos faltantes que la potente computadora demandaba. En el catulo 20 de 2da. de Reyes, versículo 8 al 10, donde se menciona que el sol retrocedió, allí se narra que el profeta Yeshayahu (Isaías) le pidió al Hacedor que la sombra retrocediera 10 gradas, que son exactamente los 40 minutos que faltaban para completar las 24 horas; es decir, el día que la computadora de la NASA reclamaba en la historia del tiempo de la tierra y el universo. Sigamos curioseando en los acontecimientos históricos, científicos, sociales, geográficos de este enigmático libro” que parece comprimir como naranja el espaciotiempo; el pasado, presente, futuro y hasta la eternidad parece doblegarse ante los encantos de sus versos.

Hubo un día un príncipe justo llamado Ezequías que estaba gravemente enfermo, y el Hacedor envió un profeta para decirle que preparara todo porque iba a morir. Este príncipe lloró amargamente y pidal Eterno que lo sanara. Y fue sanado y extendida su vida 15 años más. Ezequías pidió una prueba de su sanidad y la extensión de su vida al profeta Yeshayahu (Isaías).

Yeshayahu (Isaías) respondió: Esta señal tendrás de parte de Adonay, de que Él hará esto que ha dicho: ¿Podrá avanzar diez gradas la sombra, o podrá retroceder diez gradas? Enseguida Ezequías respondió: Es cosa fácil que la sombra avance diez gradas, pero no así que la sombra retroceda” diez gradas. Entonces el profeta Isaías invocó a Adonay, y la sombra retrocedió” diez gradas por las gradas de Acaz por donde el sol había descendido.” 2da. Melajim (Reyes) 20:9-11

No sólo se detuvo el sol y la luna, sino todo el vasto universo cesó su movimiento; si tan sólo un planeta se detiene, toda la creación, incluyendo sus galaxias y hasta el universo invisible se detienen. Algo acomo el efecto domino, lo que acontece a uno afecta a todos; porque el universo es como una bailarina que danza, danza y danza y todos sus miembros: mente, cabeza, manos, brazos, piernas, pies, tronco y todos los sistemas internos de su noble y hermoso cuerpo, se ponen de acuerdo y su alma se goza; se juntan en armonía para conseguir un objetivo en común: ¡El arte de la danza para compartir! Por ello el universo es como un gran coro de voces acompasadas que dan como resultado una extraordinaria opera de sueños musicales bajo la batuta de un DIRECTOR, ellas crean lo que llamamos universo o lo que es lo mismo UNIDAD DE PALABRAS. UNI = unidad, inseparable, conjunto indisoluble. VERSO = grupo de palabras sujetas a la medida, ritmo y rima. Entonces la UNIDAD y la poesía del VERSO se juntan en un solo UNIVERSO. Si se detiene un solo miembro de la bailarina toda la danza se afectaría; y si uno de los cantores del gran coro decide callar, el UNI-VERSO o la unidad se quiebra y como pieza extraviada de un rompecabezas el VACÍO no se hace esperar; reclamará y te preguntará: ¿Por qué callas?

Ahora bien, veamos que nos dice Stephen Hawking acerca de lo que él llama ENERGÍA VACÍA, energía oscura o materia oscura; materia misteriosa que acelera la expansión del universo. Esta energía es muy dicil de descubrir; según Hawking representa el 70% de lo que está constituido el universo y su existencia no se puede ver, pero gracias a su gravedad se puede reconocer”. La fuerza oscura es llamada así porque sigue siendo un enigma. Según él, no hay principio ni fin; él dice que el universo es coeterno, es decir, sin contorno en el tiempo y el espacio, a lo que el astrofísico llama universo sin contorno, él no tiene límite o contorno como una “evidencia” de la no existencia de Dios, es decir, el universo estaría auto-contenido, se habría creado a sí mismo sin necesidad de un creador, sin la “acción” de un hacedor. Las propias leyes de la naturaleza en virtud de su causalidad física” darían cuenta del origen del universo sin el concurso de ninguna causa trascendente de la naturaleza.

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de Sus manos. Un día emite palabra a otro día y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz y hasta el extremo del mundo sus palabras.” Tehilim (Salmo) 19:1-4

Analicemos primero lo que dice etimológicamente la Real Academia de la Lengua acerca de la palabra “auto-contenido” que no existe como tal, ya que es una palabra compuesta. Veamos por separado las dos palabras: AUTO = prefijo que significa uno mismo, por sí mismo. CONTENIDO = encerrado dentro de algo, que se contiene dentro de una cosa. El “auto-contenido” de Hawking para plantearlo de una forma sencilla y comprensible, es como un artista que se detiene frente a un lienzo en blanco, coloca los pinceles, pone los colores ordenadamente en la paleta sobre una mesita al lado de los pinceles y se va. Al cabo de los años regresa para ver cómo se “auto-pintó” la obra de arte en el lienzo. Ahora bien, para emular a Hawking si existe un universo “auto-contenido, uno dentro de otro sin una acción correspondiente, es decir, sin un creador, ni nada que se le parezca; entonces es más fácil que una obra de arte se pinte sola o se “auto-pinte” al paso de los años, a que se “auto-creen” planetas, universos, galaxias que flotan en la nada y sobre ellos las aguas verticales, escondidas en los techos oscuros del espacio. Reinos y vidas que se “auto-crean” con una precisión y perfección que nadie dirige.

El hombre, según el astrofísico, se “auto-creacon todos los sistemas internos conocidos científicamente, cada uno con funciones específicas, billones de lulas que se organizan para el buen funcionamiento de todo el cuerpo; otras lulas se juntan y como ercitos sin dirección” toman posición de defensa contra cualquier cuerpo extraño que se atreva a atacar al hombre en algunos de sus sistemas biológicos. La “auto-creadacriatura, el hombre, cuando quierese adentra en un vientre materno, nace y “el mismo se insufla” la fuente ectrica de energía que lo mueve, algo acomo la batería de un juguete que algunos llaman espíritu o alma; el mismo laauto-contiene”. El nuevo hombre, analiza, crea y el mismo decide cuanto tiempo quiere vivir, no es porque pueda suicidarse, sino porque es autosuficiente”. Pregunto: Pero si es “autosuficiente ¿para qué morir? Él puede decidir ser inmortal”, la vida perpetua está “auto-contenidaen él. En otras palabras, según Hawking, el hombre puede “auto-crearse” a su antojo, conforme a su misma semejanza, sin ninguna intervención “ajena” a él. Si Hawking tiene razón, se habría expulsado definitivamente al Creador! ¿Acaso la oreja puede decir; yo me niego a oír? ¿O el ojo decir: Ya no quiero ser más ojo, quiero ser nariz? El “auto-contenido” de Hawking desata una “auto-independencia” donde las leyes quedan sujetas a los caprichos de la naturaleza. Entonces, ¿quién creó estas leyes que nos habla el astrofísico?

Esta energía vacía de Hawking es como la existencia de la nada en el corazón entenebrecido que no sabe de dónde viene y a dónde va, es como los agujeros negros que no logran conseguir y conciliar la estructura de una nada que no está, simplemente porque nada es. La persistencia del astrofísico, de arrebatar el crédito al Creador como Hacedor del vasto universo, con una miope visión y unos argumentos anoréxicos, confirman una vez más la existencia del Creador, cuando él mismo dice y afirma: “…sería el triunfo definitivo de la razón humana porque conoceamos EL PENSAMIENTO DE DIOS.”

Cuando transitamos por estos laberintos de la existencia humana, sin leyes y sin el Hacedor que las creó, la ley del absurdo” se hace presente para dar paso a un caos que se vuelve algo acomo una ceguera intelectual” de naipes, argumentos y teorías sin sustento. Sin embargo, en el escenario de la vida, queda a la disposición el derecho de todo ser pensante de exponer sus puntos de vista, teorías, argumentos y pensamientos huérfanos de la energía hacedora que todo lo tiene y lo contiene y todo lo conecta a la fuente eléctrica de la vida aquí y allá, con un alto voltaje de Eternidad…

Uno de los más grandes vacíos que experimenta la humanidad es no identificar la bendición, es no darse la oportunidad de navegar en las aguas de la mente a bordo de un PENSAMIENTO que vino desde muy lejos y quiere y te invita a navegar en las aguas profundas del conocimiento, más allá de tu propio entendimiento… El hecho que tú no creas y que te autocalifiques ateo, agnóstico, incrédulo o simplemente decides no creer, no quiere decir que el Hacedor de todo no existaese no es el problema. Él nunca se afectado, porque simplemente ¡Él es la existencia de todo lo que existe! ¡Él es constante MOVIMIENTO Y CREACIÓN, como lo es todo el universo! ¡Él no se detieneel que se detiene eres tú! ¿Acaso alguna vez has visto volar con alas extendidas el aire que respiras? El hecho de que no lo veas no quiere decir que no exista; porque sin él, tu vida como vela se apagaa. Así es el Hacedor, invisible a tus ojos, pero presente en tu aliento cada segundo de tu existencia.

Es probable que en estos momentos no entiendas tu situación y te preguntes; ¿por qué estoy pasando por esta situación tan injusta? Tal vez porque no la entiendes, puede ser que tengas rabia contra el mismo Hacedor por tu estado o situación financiera, enfermedad, muerte de un ser querido o qun sabe cuál sea tu circunstancia actual, no lo sé. Quizás te identifiques con este pequeño cuento que un día descendió de SU PENSAMIENTO a mi mente;La estrella y el mar, donde lo imposible es posible… Eso lo podremos saber en nuestra próxima entrega El Vacío IX.

Y formó pues el Eterno Dios al hombre del polvo de la tierra y sopló en las ventanas de su nariz aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.” Bereshit (nesis) 2:7

“La incredulidad es la manifestación más exorbitante de la ignorancia.” Yehoshua Villarreal I.

Por Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.

 

YEHOSA (JESÚS) VILLARREAL I.

Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.

https://www.instagram.com/studiovillarreal/
https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538
https://twitter.com/JesusVi74467649
http://www.jesusvillarreal.com
jesusvillarreal7@gmail.com

Deja un comentario

avatar